×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
28 Septiembre 2019 04:11:00
Querían pleito
Con la cola entre las patas salieron los neomorenistas Javier Borrego Adame –quien cobra como diputado federal–, Jonathan Ávalos y Horacio Piña Ávila, quienes hacen las veces de alcaldes de Francisco I. Madero y Matamoros, este último municipio, en el que estuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Resulta que al “diputado viajero”, como conocen a Borrego en San Lázaro por sus cada vez más frecuentes viajes con cargo al erario; al “Atila de Madero”, es decir Ávalos, y a Piña Ávila se les ocurrió tratar de desvirtuar la visita presidencial y, nos aseguran, generaron un ambiente adverso para el gobernador Riquelme.

Sin embargo, para su mala suerte, AMLO dejó en claro su buena relación con MARS y tomó distancia de los rijosos.


Se notó

Y la decisión del presidente López Obrador, que más bien sonó a instrucción para sus seguidores, a fin de llevar la fiesta en paz con el Gobierno de Coahuila, se notó durante el evento de este viernes en Matamoros. El encuentro fue en territorio difícil, pues el municipio lo gobierna el morenista Horacio Piña Ávila, quien no precisamente ha sido cordial ni solidario con la Administración del gobernador Miguel Riquelme.

Pero para evitar el encontronazo y el desaguisado común en cada evento presidencial, con el correspondiente abucheo para el gobernador en turno, era necesaria la operación política de primer nivel y esta vez, quien se encargó de ello, nos aseguran, fue Samuel Rodríguez Martínez. El evento salió bien para todos y no precisamente por voluntad de los morenistas. Fue necesario el tejido fino del exdiputado local y actual representante del Gobierno del Estado en La Laguna.


Hubo riña

Eso sí, antes del evento hubo hasta sillazos y empujones entre morenistas y priistas. Un grupo de militantes del tricolor arribó a las instalaciones del hospital rural de Matamoros para decir presente en el evento que encabezaron el presidente López Obrador y el gobernador Riquelme, pero morenistas identificados como “servidores de la nación” trataron de impedirlo y se armó la gresca.

Como punta de lanza para atravesar la valla morenista estuvieron el exregidor priista y actual dirigente local de la CTM, Sergio Félix Landeros, y Servando Zárate, dirigente del Movimiento Territorial en Matamoros. Nos aseguran que esta vez los morenistas se llevaron la peor parte.


Relevo en CNC

La decisión está tomada y este sábado se concretará el cambio en la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Saltillo. Deja la secretaría general Raúl Ramírez y entra al relevo Goyo González Navéjar. La transición será al filo de las 12:30 horas en el centro agrario del ejido Agua Nueva, al sur de esta capital.

Está confirmado el alcalde Manolo Jiménez Salinas y también Lucía Azucena Ramos, dirigente del PRI Saltillo, así como el secretario general de la CNC en Coahuila, Natividad Navarro Morales.


Mal día

La que de plano se quedó con las ganas de acercarse al Presidente de México fue María de la Luz López Saucedo. La secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Coahuila llegó a Matamoros con todo y pancarta para tratar de llamar la atención del tabasqueño y ponerlo al tanto del conflicto vigente entre el gremio y la máxima casa de estudios de la entidad.

Sin embargo, a la dirigente sindical le falló la logística y López Obrador ni siquiera la volteó a ver. En cambio, se llevó la rechifla de sus mismos representados, bueno, de integrantes de la disidencia, quienes le reclamaron por tratar de eternizarse en el cargo. Total, no fue buen día para María de la Luz.


¡En domingo!

Ningún asunto de relevancia, por lo menos nada de morbo en la sesión plenaria del Instituto Electoral de Coahuila. Los consejeros, al frente de los cuales se encuentra Gabriela de León Farías, como casi nunca trabajan –en año que no sea electoral, aclarando–, se fueron al extremo y decidieron reunirse este domingo. Eso sí, no crea que los consejeros electorales son aficionados a levantarse temprano en fin de semana y programaron la sesión para las 14:00 horas.

Entre otras cosas, van a revisar el informe de la Comisión del Servicio Profesional Electoral y el correspondiente al avance en el proceso de registro de aspirantes a integrar los comités distritales electorales. Nada del otro mundo, pues.


Más que los medicamentos

Al que no le gustó nada, pero nada la visita de AMLO a Coahuila, fue al presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Marcelo Torres Cofiño. El diputado panista consideró que lejos de aportar, la visita “quita el tiempo” a los coahuilenses.

“Cada visita hace lo mismo, trae su mismo discurso, promete y presenta a su personal; piensa que su saliva cura más que los medicamentos, pues nada más eso trae a Coahuila”, señaló.


Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65