×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
07 Mayo 2019 03:50:00
Querida despojada
Tengo una hermana mayor que yo cinco años y siempre se ha comportado como si fuera mi mamá. En todo quiere mandar y tener la preferencia. Hasta ahora lo he ido soportando y he podido tolerar bastante bien su “jefatura”, porque en muchas ocasiones no hago casi ni tomo en cuenta lo que hace. Eso lo he ido aprendiendo con los años, pero la otra noche hizo algo que me molestó mucho.

Estábamos varios miembros de la familia en un restaurante de mariscos que nos gusta mucho a todos. Yo ordené un platillo de camarones que estaba delicioso y así se lo hice saber. Mi hermana estaba a mi lado y cuando todos estábamos comiendo, me dijo: “me encantaría probar un camarón de esos”. Yo le dije: “Está bien, toma uno hermana”. Dos minutos después dijo: “¡Mmmm, están deliciosos”, y alargando el tenedor, tomó otro camarón de mi plato, sin decir nada.

Un minuto más tarde dijo: “Esos camarones están riquísimos, yo creo que debes darle uno a mamá”. Al escuchar eso, mamá dijo, desde el otro lado de la mesa en voz alta. “Sí, me gustaría mucho probarlos”, y mi hermana le pasó mi plato, otra vez sin decir nada. Mi mamá tomó dos camarones. Y antes de que me diera cuenta, yo solamente tenía un camarón en mi plato y antes solamente había comido uno. ¿Por qué no pidieron otro platillo igual al que yo estaba comiendo y dejaban en paz el mío?

Tal vez usted considere esto como un problema sin importancia o insignificante. Estoy realmente molesta por todo eso y la prueba es que le estoy escribiendo para preguntarle si estoy sobrerreaccionando o tengo una queja legítima. Somos una familia educada y con buenos modales. No me explico qué pasa. Le ruego su opinión. Gracias.

DESPOJADA

QUERIDA DESPOJADA:

Veo por tu carta que eres educada y de buenos modales, ya que no dijiste nada cuando viste que solamente quedaba un camarón en tu plato. Pero parece que tu hermana creció en un hogar diferente.

No creo que puedas hacer nada respecto a tu hermana si no deseas tener problemas. Y es mejor así, además ya estás manejándolo mejor. Pero cuando vuelvan a salir a comer o cenar, siéntate en el otro lado de la mesa, y si te pregunta si puede tomar algo de tu plato, dile: “No hermana, pide un plato igual”.

Espero que sigas superando tu sentimiento.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5