×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
07 Febrero 2019 03:37:00
Querida gemela afortunada
Hace semanas te escribió una muchacha que iba a casarse. Ella es gemela de su hermana. Y te decía que el novio de la hermana le acababa de dar el anillo de compromiso y fue y le dijo a ella que si se casaban el mismo día y ella no está de acuerdo porque entre ella, su mamá y su suegra han estado preparando todo para la boda y de repente ella “quiere acoplarse”, aunque cada una correría por sus gastos. La que escribió no quiere que su hermana se case el mismo día porque “tendrán que compartir todo” y eso no le gusta. Por lo que dice está disgustada, porque la hermana ha querido hacer las mismas cosas que ella.

Tú le dijiste que es triste que siendo gemelas casi idénticas no se hayan llevado bien y que eso hace que pierdan el tiempo lamentablemente. Que está siendo infantil y que opinas que las gemelas tienen oportunidad de compartir momentos importantes de su vida.

Quiero decirte que yo soy hermana gemela. Estoy casada y mi hermana también. No nos casamos el mismo día por diversas circunstancias, pero cuando yo planeaba mi boda ya cercana, el novio de mi hermana le pidió que se casaran y la primera con quien corrió a darle la noticia fue conmigo, e inmediatamente le dije: “¿Quieres que nos casemos el mismo día?”. Ella me contestó: “Me encantaría, pero cuando le dije a mi novio me dijo que tenemos que esperar hasta el año próximo”. Así que le dije: “Entonces, te pido que anuncien su compromiso en mi boda”. Ella se puso muy contenta y por supuesto que a mí no me dio envidia que ella captara en esos momentos la atención de todos los invitados. Al contrario, estuve feliz de que lo hiciera. Hubiera querido que nos casáramos el mismo día. Ella se casó un año después. Mi boda fue el 20 de junio y la de ella el 21. Ambas cumplimos años el 20 de ese mes, así que aunque no pudimos compartir nuestra boda juntas, sí compartimos el aniversario, igual que nuestro cumpleaños.

Ana, esa muchacha no comprende que a muchos gemelos o no, les gustaría compartir eventos y alegrías juntos, pero desafortunadamente han perdido a la hermana o hermano. Que le dé gracias a Dios que ambas viven y pueden verse frecuentemente, quererse.

Quise compartir contigo nuestra felicidad, y que esa muchacha lea esta carta para que se dé cuenta de que tiene una gran fortuna, que no la tire a la basura. Muchas gracias.

GEMELA AFORTUNADA

QUERIDA GEMELA AFORTUNADA:

Ustedes, gemelas, de verdad están gozando la fortuna de haber vivido unidas desde el vientre de su madre. Eso es envidiable. Es como deben vivir los hermanos. Sé que continuarán en unidad y armonía como hasta ahora. Felicitaciones.

Espero que esa chica lea tu carta y reflexione sobre el tema y se dé cuenta de que tiene la oportunidad de tener a alguien que puede ser la persona más cercana a ella y su mejor amiga.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5