×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
24 Abril 2019 03:02:00
Querida M.S.
Me animo a escribirte porque estoy desesperada y quiero pedirte tu consejo, ya que como verás mi problema es bastante grave y me tiene en el peor momento de mi vida. Me casé con un hombre de 39 años, divorciado varios años antes de conocernos. Según me enteré después, su matrimonio anterior duró sólo ocho meses. Yo tengo 30 años y era soltera cuando me casé.

Nos casamos hace 13 meses y él, antes de casarnos, mostraba bastante interés en el sexo. Nunca tuvimos relaciones sexuales antes de casarnos, pero era bastante apasionado y hablaba de sexo con frecuencia y un día hasta vimos un video relativo a ese asunto y en su casa vi dos libros sobre el tema.

El día que nos casamos me dijo que “no íbamos a consumar nuestro matrimonio por cuestiones religiosas”. Yo me quedé asombrada y descontrolada, pero finalmente, sintiéndome yo muy tensa, sí se me acercó y terminamos teniendo sexo. Y estuvo bien. Pero eso fue todo durante cuatro días. Al quinto día, aún durante la luna de miel, me le acerqué y comencé a besarlo y separándose de mí me dijo que no le gustaban las “mujeres agresivas” y me dejó sola y se fue.

Ana, no tenemos problemas económicos, él está sano y yo también, no soy fea y siempre estoy pulcramente limpia y arreglada, no tengo mal cuerpo y uso bonita ropa y buena ropa sexy para dormir. No sé qué puede estar pasando. Cuando nos conocimos él comenzó a buscarme mucho y me persiguió durante cinco meses antes de que yo aceptara ser su novia y ahora me tiene abandonada. Nunca hemos vuelto a tener relaciones. Dice que me ama mucho, pero cuando le digo que vayamos con un sicólogo o con un consejero matrimonial, se niega.

Yo siempre fui una mujer segura de mí misma, pero ahora ya no sé cómo me siento, estoy desconcertada, decepcionada, infeliz, rechazada. En fin, me siento fatal. ¿Qué hice mal, qué error cometí? Por favor aconséjame. Te doy las gracias más sentidas por tu ayuda.

M. S.

QUERIDA M. S.:

En primer lugar, lo que está sucediendo con tu esposo te afecta pero no es tu problema, es problema de él. No tienes culpa alguna y no hay razón para que se sienta afectada tu autoestima. Y en segundo lugar, nada va a poder resolverse si tu esposo no acepta ayuda sicológica. Mencionas “como de pasada” que él estuvo casado solamente nueve meses en su primer matrimonio, y eso me hace pensar que su problema no es nuevo, sino que tiene ya una historia algo larga.

Es urgente que él vaya o vayan los dos con el sicólogo o consejero matrimonial, pero si continúa negándose, tú debes decidir, de una vez por todas, si puedes vivir un matrimonio sin sexo.

Deseo de corazón que tus problemas se resuelvan bien para ti.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5