×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
08 Junio 2019 03:25:00
Querida madre sola
Tengo una hija de 17 años y en los últimos 13 meses se ha fugado tres veces de la casa. Se va enojada porque no le permito salir de casa en la noche. Le digo que en estos tiempos está muy peligroso andar tarde en la calle y que en los antros hay mucho peligro también.

Ella tiene muchos amigos y amigas y algunos son muy salidores y les gusta ir el fin de semana a los antros. Les he dicho que no vayan por el peligro, pero parece que a la gente joven no le hace mella eso y dicen que no les va a pasar nada, que a los antros que van son muy buenos y allí no pasa nada. Y que al regreso siempre andan en carro.

Con todo eso mi hija se ha enojado cuando le prohibo que salga en la noche. Entonces su respuesta ha sido fugarse. Se ha ido a la casa de algunas de sus amigas y ha permanecido allá hasta dos semanas. Luego vuelve y me jura que ya no va a portarse así, pero lo ha hecho tres veces.

Ella está terminando la preparatoria y tiene buenas calificaciones, de eso no me quejo, pero tengo una preocupación muy grande, ya que soy viuda y no tengo a nadie que me apoye. Tengo otra hija menor dos años y también me da preocupación que tome ejemplo de su hermana mayor.

También me da miedo que no vuelva o que viviendo en casa de esas amigas, a ellas les permitan salir más. Total que no sé qué hacer. Ahora está en casa, pero como le digo no estoy segura de que siga aquí. ¿Qué me puede aconsejar, por favor?

Muchas, pero muchas gracias.

MADRE SOLA

QUERIDA MADRE SOLA:

Me parece que estás confundiendo “fugarse” con “irse”. Muy pocos jóvenes se fugan de casa con intención de no regresar nunca o al menos no regresar pronto. Pero esos jóvenes frecuentemente han sido abusados de alguna manera o son muy maltratados. Y la gran mayoría experimentan saliéndose de su casa.

Enojados con sus padres, los jóvenes –como el caso de tu hija– buscan refugio temporal en casa de alguna amiga. Con eso ellos están apostando a que esto haga que sus padres se rindan al propósito que ellos tengan. Si los padres ceden, entonces el o la joven ya tienen la certeza de que saliéndose de casa tendrán una respuesta positiva a sus conflictos.

Si tu hija vuelve a irse de la casa, puedes decirle que siempre será bienvenida, pero que las condiciones que tú has impuesto, no van a cambiar. También puntualiza que huyendo de sus conflictos contigo no es el camino para solucionarlos y sólo te confirma que ella no tiene la madurez suficiente para tener ciertos privilegios. Así existen más probabilidades de que sólo se enoje pero va a permanecer en casa. Hasta que comprenda y aprenda que tienes la razón.

Deseo que así sea.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65