×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
24 Julio 2011 04:10:12
Realidad de contrastes
Las dos principales fuerzas políticas de México se preparan para llegar al proceso de elecciones federales que servirá para elegir nuevo presidente de México. Sin embargo, la realidad que los envuelve es de contrastes.

Por un lado, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) muestra signos de que arribará al proceso eleccionario en un marco de unidad y con la buena vibra, empuje y oxígeno puro, que le significaron los recientes triunfos electorales en Coahuila, el Estado de México y Nayarit, en los cuales se disputaron las gubernaturas, y en el estado de Hidalgo donde se renovaron las alcaldías.

Frente a esto se encuentra la debilidad del PAN, que en Coahuila y Nayarit quedó desplazado en la segunda posición de las preferencias electorales, pero en el Estado de México se desfondó hasta el tercer sitio.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA… La siguiente prueba inmediata que tienen los priístas son las elecciones de gobernador, que en noviembre se efectuarán en Michoacán, pero para entonces habrá pasado el 7 de octubre, fecha en que arranca el proceso electoral federal del 2012.

En cuanto a la candidatura presidencial, en el PRI no hay más de dos opciones, y el escenario ideal para los dirigentes de esa organización sería que Manlio Fabio Beltrones, el segundo aspirante con mayor influencia entre los electores, declinara a favor de quien lidera las encuestas, el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto.

En el peor de los casos, los priístas irán a una contienda interna, con lo que se romperá la tendencia de acuerdos de unidad que mostró en la elección de candidatos a gobernador y en el propio proceso interno donde Humberto Moreira Valdés se convirtió en candidato único a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional.

Pero la realidad es opuesta para Acción Nacional, pues se aproxima a entrar de lleno a la sucesión presidencial luego de ser arrasado por la maquinaria tricolor y perderlo prácticamente todo.

Por si de plano las cosas no anduvieran mal para el albiazul, a poco más de dos meses de que inicie el proceso los panistas no tienen precandidatos fuertes, con arraigo entre la población. El aspirante más aventajado se llama Santiago Creel Miranda, quien irónicamente enfrenta dentro de su propio partido la principal oposición para convertirse en candidato por el hecho de ser contrario a la corriente política que encabeza el presidente Felipe Calderón.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… Asumido como el verdadero dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón Hinojosa admitió el fracaso de su proyecto político y desveló la posibilidad de impulsar como candidato presidencial a un personaje ajeno al panismo, tras voltear a lo interno y no detectar cuadros con el talante necesario para enfrentar con éxito la elección del 2012.

El viernes, entrevistado por Radio Fórmula, el Mandatario mexicano identificó el alejamiento ciudadano como la sombra del fracaso que ha venido acompañando a su partido en los últimos comicios estatales y federales, donde está implícita la derrota del albiazul en la elección de gobernador y diputados locales que se desarrolló en Coahuila el 3 de julio.

“En el PAN, qué duda cabe, no hemos estado lo suficientemente cercanos a la gente, y me incluyo. En muchos lugares nos hemos cerrado a la participación ciudadana”, reconoció el Mandatario.

Sin embargo, el michoacano sigue defendiendo con ferocidad las decisiones de gobierno que no han conseguido detener el alza en el número de pobres y desempleados, y que a diario aminoran el poder adquisitivo ciudadano.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… El priísmo nacional dijo estar listo para encarrilarse en la recta inicial del proceso para renovar la Presidencia de México. Pero el dirigente nacional del tricolor, Humberto Moreira Valdés, lejos de poses triunfalistas advirtió a los militantes, consejeros y al resto de los dirigentes que esta etapa será “decisiva en la historia del partido”, y si en realidad se aspira a regresar a Los Pinos tras 11 años de haber sido desplazado, “no cabe la autocomplacencia”.

Humberto trazó los ejes principales de la estrategia con la que buscarán retomar el poder presidencial, y advirtió que la victoria no les llegará con la inercia de los triunfos recientes, sino con “trabajo, conducta responsable y unidad”.

Le queda claro que sus adversarios apuestan doble contra sencillo a que el PRI se dividirá al momento de elegir candidato presidencial, y sólo entonces estarán en condiciones de obtener resultados favorables en la elección de julio del siguiente año y ante ello el principal reto de su partido es afianzar “una coalición social” y “ser reflejo fiel de las exigencias y los genuinos intereses de todos los mexicanos”.

INTERMEDIO… El profesor Humberto Moreira Valdés aprovechó la sesión del Consejo Político Nacional de su partido para hacer un reconocimiento al gobernador electo de Coahuila, a quien identificó como “el compañero Rubén” y destacar el triunfo que obtuvo no obstante a la guerra sucia a la que se enfrentó incluso desde antes de iniciado el periodo de campañas.

Dijo que con 61.45% de los votos, la magnitud del triunfo de Rubén superó las expectativas que el priísmo nacional se había planteado, de tal forma que “hoy por hoy es el candidato con la mayor votación en la historia de Coahuila”.

CONTINUAMOS… Humberto Moreira quiere conseguir que sus correligionarios entiendan que el PRI busca ganar los comicios no por el simple hecho de obtener el poder político, sino para aterrizar en el territorio nacional el plan social que se ha implementado, por ejemplo, en estados como Coahuila.

Hace poco más de una década, el PRI fue echado de la Presidencia de México porque, embriagado de poder y de soberbia, dejó de identificarse y de representar los intereses de los distintos sectores ciudadanos. Esos mismos motivos son los que ahora tienen al PAN al borde del abismo, tanto que hasta el propio Presidente de la República lo reconoció públicamente.

Pero por las palabras de Humberto, el PRI parece haber entendido la lección y sólo resta esperar a ver si sus llamados a la unidad y a la ciudadanización del organismo partidista que encabeza realmente podrán permear.

SE CIERRA EL TELÓN… Y mientras los partidos políticos están involucrados de lleno en el tema de la sucesión presidencial que se desarrollará el próximo año, millones de mexicanos padecen de manera cotidiana los efectos de políticas públicas equivocadas en el tema económico y laboral.

En la primera mitad del 2011, productos de primera necesidad como la tortilla, el pan, la leche, cebolla, papa, azúcar y frijol aumentaron de precio en porcentajes por encima del de la inflación, de acuerdo con estadísticas del Banco de México.

Además, datos del Instituto Mexicano del Seguro Social y de la Secretaría de Trabajo muestran que al cierre de junio se registró el peor índice de desocupación laboral desde las repercusiones por la crisis en el mercado estadounidense ocurridas entre 2008 y 2009, por lo que en el país 2 millones 697 mil personas, la mayoría mujeres, no pudieron encontrar empleo.

Al cierre del primer semestre del año, el IMSS registró 15 millones 90 mil 360 trabajadores, a razón de 13 millones 81 mil 753 permanentes y 2 millones 8 mil 607 eventuales, pero esa cifra apenas representa un tercio de la Población Económicamente Activa (PEA) del país.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5