×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
14 Noviembre 2010 05:08:36
Reconoce Anaya errores
El senador José Guillermo Anaya Llamas reconoció que en los últimos años, aún con la Presidencia de la República a su favor, en Coahuila el Partido Acción Nacional incurrió en errores que lo llevaron a perder prácticamente todo el terreno que dominaba.

Para los panistas coahuilenses los dos últimos lustros han sido dulce-amargos, pues por un lado en el 2000 consiguieron lo inimaginable, al acceder por primera ocasión en 70 años a la Presidencia de México y además en el 2006 repitieron la dosis en su intento por mantenerse al frente del Gobierno federal.

Sin embargo, cuando se suponía que lo mejor para el panismo coahuilense estaba por venir, sus dirigentes no pudieron dirimir diferencias, añejos conflictos, ni cicatrizar heridas que históricamente permanecieron abiertas, y a nivel estatal en unos cuantos años lo perdieron todo.

Frente a este drama que acompaña al albiazul, su principal competencia, el PRI aparece fuerte, electoralmente invulnerable y con una organización a prueba que se encuentra prevenida para enfrentar con éxito a cualquier adversario.

Además, el PAN tiene enfrente a un gobierno priísta inusitadamente sólido para encontrarse en la recta final de su vigencia, que aprovecha la tranquilidad del deber cumplido y realiza sus últimos ajustes para encaminarse a lo que sigue.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA… Durante la semana, el senador Guillermo Anaya reapareció en público. Está en campaña, lo sabe, pero no es un hombre acostumbrado a la talacha y, por lo tanto, sus incursiones en el teatro político estatal han sido como chispazos.

Esta última vez, en declaraciones con la prensa saltillense, reconoció que en los últimos años las cosas no han ido bien para su partido, pero aseguró que los panistas están dispuestos a aprender de los errores.

El virtual candidato del Partido Acción Nacional a la Gubernatura del estado seguramente se refería a la antología de derrotas que su partido ha cosechado en los últimos cinco años, desde que el albiazul quedó cortito en la contienda por la Gubernatura, donde llevó como su candidato a Jorge Zermeño Infante, quien se encuentra refugiado como embajador de México en España y no regresó más ni a Coahuila ni a Torreón, de donde es originario.

En los últimos comicios estatales, es decir en el 2008, cuando se renovó el Congreso estatal, el PAN no consiguió la victoria en ninguno de los 20 distritos electorales que se disputaron, algo que en la historia política de Coahuila hacía mucho tiempo no ocurría.

Un año más tarde hubo comicios para alcaldes, y de los 38 que se disputaron, el PAN es gobierno en dos, Allende y San Buenaventura; en los comicios federales intermedios al albiazul tampoco le alcanzó, pues de las siete diputaciones que le correspondieron a Coahuila el PRI se llevó el triunfo en todas.

Pero lo que el senador Anaya no ha dicho, es que parte de los errores que el PAN ha cometido es hacerle creer a sus militantes que, con el hecho de estar Felipe Calderón al frente del Gobierno federal, los triunfos se le van a presentar en charola de plata, cuando en realidad las elecciones se ganan con la fusión entre resultados de gobierno, plataforma política y trabajo de campo, requisitos que el legislador está muy lejos de cumplir.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… El profesor Samuel Rodríguez Martínez será uno de los pocos funcionarios públicos coahuilenses que al menos, en la etapa inicial, se van a incorporar a la precampaña que va a arrancar en enero el Gobernador del estado, Humberto Moreira Valdés, en su intento por arribar a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

Samuel no ha terminado de acomodarse en la Secretaría de Educación y Cultura, pero ya tiene preparadas las maletas, pues en teoría iba a dejar el cargo para estar en condiciones de contender por una de las dos diputaciones locales que se habilitarán para los municipios de la zona centro del estado.

El monclovense por adopción, había hecho los preparativos para irse de la SEC, a donde llegó el 2 de agosto, pero en política no hay nada escrito y lo programado siempre está sujeto a modificaciones, de tal forma que su salida del cargo será para ayudar al gobernador Moreira en la aspiración partidista que tiene.

Esta decisión es positiva tanto para Samuel como para su jefe, pues el actual secretario de Educación se conduce como pez en el agua al momento de construir y fortalecer relaciones políticas, aún en las condiciones más adversas e inhóspitas, de tal forma que en su trabajo como coordinador de algunas áreas de la precampaña del gobernador Moreira seguramente tendrá resultados de excelencia.

Para el propio Samuel la incorporación al equipo de precampaña por la dirigencia nacional priísta también es favorable, pues no resulta descabellado pensar en la posibilidad de convertirse en candidato a diputado federal.

Una vez que Rodríguez Martínez deje el camino libre en la lucha por el Congreso estatal, su candidatura podría ser ocupada por el perfil empresarial que requiere Monclova, en tanto que la segunda posición en disputa sería ocupada por la regidora Cristina Amezcua González, quien encabeza las comisiones de Fomento Económico y Turismo en el Cabildo monclovense.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… La incorporación de David Aguillón Rosales como titular de la Secretaría de Gobierno era de esperarse, considerando su cercanía con el gobernador Humberto Moreira Valdés.

Con el nombramiento, el gobernador Moreira garantiza que tras su salida anticipada del cargo a fin de conseguir la dirigencia nacional del PRI, las condiciones de la administración estatal transcurran como si él se todavía estuviera.

Habrá a quienes la designación de Aguillón extrañe, sobre todo por el perfil que el nuevo secretario de Gobierno siempre manejó: un servidor público ágil y eficaz en la relación con los medios informativos y diestro en el diseño y desarrollo de campañas mediáticas.

Sin embargo, a lo largo de su trayectoria dentro en el servicio público, David Aguillón también ha aprendido sobre relaciones políticas, es un hombre que se inclina al consenso, que respeta la pluralidad y mide los disensos, pero al mismo tiempo cuenta con el carácter y la energía para hacer valer la ley y las decisiones mayoritarias.

Como valor adicional, el nuevo encargado de desarrollar las políticas públicas internas en Coahuila es quizá el servidor público más cercano al gobernador Moreira, quien en varias ocasiones, en público y en privado, ha reconocido la lealtad, el oficio político y las capacidades que observa en David Aguillón.

Hace meses, en el marco de una conferencia de prensa cuando se empezaban a dibujar los posibles cambios con motivo de la época electoral en puerta, el Gobernador dejó en claro el nivel de su relación con Aguillón y dijo que los únicos servidores públicos seguros en su cargo eran su esposa como presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y del Voluntariado de Coahuila, y el entonces titular de la Coordinación General de Comunicación Social de su gobierno.

A la distancia las palabras del Mandatario coahuilense cobran fuerza. El tiempo le ha dado la razón, pues cuando muchos otros funcionarios han cambiado de puesto, la señora Vanessa Guerrero sigue al frente de los organismos encargados de crear y aplicar políticas públicas encaminadas a mejorar las condiciones de vida de la población vulnerable.

En cuanto a David Aguillón, no sólo se mantiene como coordinador mediático de la administración estatal, sino que además desempeña el segundo cargo de mayor importancia en el sexenio.

FIN.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5