×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Lulú De Koster es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
20 Febrero 2019 03:38:00
¿Redes de corrupción?
Un tema que va más allá de nombres de políticos, gobernantes, líderes sindicales, jefes de área, etcétera, que se ven inmersos en escándalos por supuestos hechos de corrupción, es la forma en la que operan las redes de protección a la ilegalidad en el servicio público que puede, o no, alcanzar a los dueños del capital privado.

Pero ¿cómo explicar el tejido, el entramado, la ruta, los enlaces, el silencio, las “ingenierías fiscales”…? Es un asunto primordial para detectar a quien o quienes están fuera de la ley, afectando al erario e involucrando a quienes no actúan en solitario.

Los compromisos de grupo, la secrecía, los “valores entendidos”, son parte del fortalecimiento de una red, como la que menciona Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, en una muy reciente entrevista para un medio de circulación nacional.

Las redes de corrupción en México han sido bien explicadas por periodistas y medios de comunicación impresa en casos como el de la firma brasileña Odebrecht o la investigación ganadora del premio Ortega y Gasset, la Estafa Maestra, que de forma gráfica y de manera muy concreta advierten de la colaboración de servidores públicos de cualquiera de los tres niveles de Gobierno, profesionistas, fiscalistas, expertos en temas de administración y en algunos casos, a empresarios de renombre.

En el último resultado del Índice de Percepción de la Corrupción 2018, dado a conocer por Transparencia Internacional, México volvió a ubicarse entre las naciones más corruptas en el mundo, al pasar del lugar 138 al 180.

Eduardo Bohórquez ha insistido en que para revertir esta tendencia en el país, es necesario lograr fallos, recuperar activos económicos y desmantelar redes de corrupción.

Bohórquez asegura que es labor de todos, ciudadanos y autoridades, detectar y denunciar actos ilegales en el uso del recurso público.

El impulsor de la declaración #3de3, dice que no es solamente tarea del Gobierno desmantelar las redes, pero es importante saber cuáles hechos enmarcan en la configuración de un entramado de este tipo, en una protección real y entre sí de un selecto grupo de servidores públicos, como de la que habla el director de Transparencia Mexicana e impulsor de las reformas a la ley que dieron paso al Sistema Nacional y los sistemas locales anticorrupción.

Un ejemplo de red y su “modus operandi”, señalada por el propio Bohórquez en una plática que hace unos días sostuve con él, podría ser lo que ocurrió con el caso de Infonavit en Coahuila, que involucró supuestamente a servidores públicos en esta entidad, pero en el que insisto, habría que ver más allá de nombres, de los implicados o sancionados.

Es una oportunidad para explicar los cómos, la forma en la que se integran y se van afianzando las redes de corrupción de las que tanto se exige su desmantelamiento, y que son el más complejo problema en la erradicación o control de la corrupción en los estados y la Federación.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65