×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
23 Diciembre 2018 04:00:00
Renovar al niño Jesús en el alma
AMIGOS QUERIDOS: La Navidad es un día muy especial, el más especial de todos, y debemos estar felices, pues sentir al Niño Dios nuevamente en nuestra alma es una oportunidad de júbilo y de fiesta, así como renovar en nosotros esa alegría de la niñez, reencontrar ese niño o niña que tenemos olvidado dentro de nosotros mismos.

Qué importante es hacer las paces con ese pequeño niño que tal vez fue maltratado, que no se le dio amor, humillado, golpeado, violado, asesinado… en pocas palabras, por la vida.

Es importantísimo y urgente recuperarlo, sólo así podemos seguir adelante en la vida, sin rencores, sin iras, sin venganzas, solicitar apoyo profesional en estas circunstancias es prioridad, cuidemos pues, ese niño o niña herida dentro de nosotros, para que podamos vivir felices, que a eso venimos al mundo.

Hoy Dios renació en cada una de nuestras almas, ese amor que cura y sana toda herida de año tras año que pudo haber nublado y entristecido nuestra vida, renovarse o morir, como las águilas es doloroso para ellas renovarse, tumbarse el pico y las garras, sólo imaginar que me arranquen las uñas ¡uff!, eso se usa en algunas cárceles, como forma de tortura, qué terrible, pero es la realidad.

Sin embargo y gracias a que tenemos esta Fe de que existe Dios, al menos para mí y sé que para muchos también, ese amor que el Niño Dios nos da cada año, las bendiciones son muchas, a pesar de que este año o el pasado hayamos tenido la pena de que falleciera un ser querido, nosotros perdimos a mi querida tía Nena Julieta Marroquín de Mellado, amada por todos, gran mujer sin duda, tierna, hermosa parecía una muñeca de porcelana, trato fino y muy amable, la única mujercita en la familia de mi papá, inesperada muerte, pero la honran sus hijos, mis hermanos y esposo, nietos, hermanos y sobrinos.

Sé que algunos de ustedes perdieron a su madre, hermano, esposa, esposo, abuelitas, amigas y amigos, también se nos adelantaron tres vecinos apreciados, en especial a Sergio Evelio González, te llevamos en el corazón querido amigo.

Inevitablemente llegará el día para todos, doloroso por supuesto, sin embargo por fe en Dios sabemos que algún día los veremos de nuevo en ese paraíso celestial. Es mi creencia, respetando siempre a todos las formas de pensamiento y religiones.

Amigos que esta Nochebuena sea de paz y amor en sus hogares, que mucho o poco compartamos el pan con los menos favorecidos en la vida, que abracen, besen, amen muchísimo, no olviden amar a su Niño Dios en sus corazones, ahí nace todo el bien de las almas, ahí está la raíz de la Nochebuena y de la Navidad que ahora pido al Niño Dios que estemos todos gozando en familia, habrá quienes no, a ellos regalemos sonrisas también, ayudemos en amor y materialmente.

Los dejo para ir al visitar al mero mero festejado, a mi Niño Dios en familia, me alegra estar de fiesta sintiendo a mi familia cerca y a ustedes amigos queridos fieles que me leen domingo a domingo.

Yo agradezco a Dios estar con mis amadas hijas, padres, hermanos y sus familias. Y por supuesto a ustedes queridos amigos.

Feliz Navidad, reciban mi amor en un abrazo fraterno y bendiciones abundantes, su amiga Verónica. Diosito por delante, ¿verdad mi querido don Chago? Santiago Elías Castro, a un año de su presencia con Dios, lo extraño mucho, un abrazo a su querida familia,


Consulta
Previa cita
(844) 227 70 66

Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65