×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
11 Junio 2019 04:00:00
Renuncias forzadas
En los gobiernos del PRI y del PAN, nadie renunciaba por causas como las expuestas por Germán Martínez (IMSS) y Josefa González Blanco (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales). Los altos funcionarios acataban sin paular ni maular las órdenes presidenciales, pues la paga era sustanciosa, los privilegios enormes, los negocios ilimitados y el futuro, algunas veces, promisorio. En el quinto mes de su sexenio, Peña Nieto despidió de la Profeco a Manuel Benítez Treviño por un caso de tráfico de influencias: su hija Andrea ordenó la clausura del restaurante Maximo Bistrot por negarle una mesa ya asignada.

David Korenfeld –otro amigo del presidente– renunció a la dirección de la Comisión Nacional del Agua por un escándalo y una mentira. El 29 de marzo de 2015, el matemático Ignacio Vizcaíno, vecino suyo en el exclusivo fraccionamiento Bosque Real, de Huixquilucan, Estado de México, lo fotografió a él y a su familia mientras abordaban un helicóptero oficial, y publicó el material en las redes sociales. El funcionario pretextó problemas de salud, pero no: iba de vacaciones a Vail, Colorado. Korenfeld, quien debió pagar por el uso de la aeronave y 638 mil pesos de multa, renunció el 9 de abril.

Pero en general, Peña resultó demasiado laxo: permitió enriquecerse a sus más cercanos; no de balde la corrupción fue el signo de su administración. El líder del Senado y muñidor de los Salinas de Gortari, Emilio Gamboa, utilizaba helicópteros de la Fuerza Aérea para ir a jugar golf con el presidente, y nadie le increpó, excepto algunos medios de comunicación. Los escándalos de la Casa Blanca, la finca de Luis Videgaray en Malinalco, adquiridas a un contratista del Gobierno federal, la Estafa Maestra y el caso Odebrecht fueron sepultados desde Los Pinos.

Germán Martínez –exlíder del PAN y senador por Morena– dimitió al IMSS en un acto de congruencia. Denunció injerencias de Hacienda en momentos dramáticos para la mayor institución de seguridad social. Quizá desde la Cámara alta pueda hacer algo en defensa de los millones de derechohabientes, médicos, enfermeras y personal de todas las especialidades. La crisis del IMSS se ahondó con Peña, pero hoy la atención a los pacientes y las condiciones de trabajo han empeorado por la política de austeridad mal entendida de López Obrador.

En el sexenio de Luis Echeverría, aviones de Aeroméxico se ocupaban en giras internacionales –algunas duraban meses–, en detrimento de los usuarios y de la economía. Las comitivas e invitados eran legiones. AMLO decidió vender la mayor parte de la flota del gobierno. Otra medida radical, pues la administración necesita transporte para cumplir sus funciones, máxime en situaciones de emergencia y en distancias largas. La titular de la Semarnat detuvo la salida de un vuelo para abordarlo y cumplir un compromiso al otro lado del país. El capitán atribuyó la demora a una orden presidencial, lo cual resultó falso.

El asunto siguió la misma ruta de los casos Andrea y Korenfeld: de las redes a los medios y de las primeras planas a la presidencia. El ejemplo de Ignacio Vizcaíno, quien denunció al director de Conagua; y de Jorge Ruiz Rioja, por quien se conoció el desliz de González Blanco, debe animar a todos los ciudadanos a exhibir los abusos del poder y a demandar castigo por sus faltas: desde el presidente hasta el más modesto cargo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5