×
Vanessa Rubio
Vanessa Rubio
ver +

" Comentar Imprimir
16 Julio 2020 04:09:00
Resultados e implicaciones de la visita a EE.UU.
Escuchar Nota
El diálogo permanente entre las naciones es esencial para establecer acuerdos, promover la cooperación, avanzar los intereses del país, incidir en las prioridades de la agenda y desde luego, solventar desacuerdos.

Siempre se puede hablar de todos los temas, cómodos e incómodos, con estrategia, inteligencia y delicadeza -que no falta de firmeza-. El no hablar de los temas no hace que desaparezcan y dista mucho de poderse considerar un triunfo. “Logramos que no se hablara del muro” no es un éxito, porque sigue siendo una tensión relevante en la agenda bilateral, como quedó claro ante la señal enviada el día anterior con las fotos desde el muro en la frontera de Arizona. Se debió de haber hablado del muro y fijado nuestra posición con claridad. Se puede disentir y ser firme sin estridencias. Nadie dice que sea fácil. No menosprecio lo que hasta ahora parece una buena reunión, sin grandes sobresaltos, salvo claro, la incidencia que pudo haber tenido en el proceso electoral de nuestro país vecino y el resentimiento por parte de los demócratas. No confundamos el evento con una reunión bilateral de fondo donde se tratan todos los puntos de interés para ambos países, donde se negocia, donde se sudan calenturas y donde se llega a acuerdos. El TMEC es sin duda una buena noticia para el anclaje de las expectativas respecto de México. Es importante generar certidumbre a través de la vigencia de un instrumento internacional que da cauce a nuestra relación económica más importante y de la cual dependen millones de empleos en México. Pero el TMEC no nos va a salvar de la tendencia que traemos de confrontación con la inversión privada y de tener el primer año un crecimiento de -0.3% y el segundo de entre -8% y -10%.

México tiene que hacer su trabajo interno para retornar a la ruta del crecimiento y la certidumbre económica que son prerequisito del combate a la pobreza y la generación de bienestar. En algún momento vamos a tener que dirimir a fondo la agenda bilateral con nuestro vecino del norte, a quien nos ata la historia, una frontera de 3,117.9 kms, más de un millón de dólares de comercio cada minuto, 38 millones de mexicanos que viven en EE.UU. y 1.5 millones de estadounidenses que viven en México, más de 500,000 dreamers mexicanos que de niños se fueron a vivir al país vecino y han realizado estudios, carrera y trabajo allá por años, 114.9 mil millones de dólares de inversiones acumuladas de estadounidenses que han generado más de 1.1 millones de empleos en México, 37.2 mil millones de dólares de inversiones acumuladas de mexicanos que han generado más de 123,000 empleos en Estados Unidos, 10.5 millones de turistas estadounidenses que visitaron nuestro país el año pasado y 2.8 millones de mexicanos que lo hicieron a EE.UU.

Publicado en El Heraldo de México
Imprimir
COMENTARIOS