×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
12 Diciembre 2010 04:50:50
Revoltijo ideológico
El revoltijo ideológico de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática se convierte en la constante dentro del sistema político mexicano.

Entusiasmados por repetir la dosis de triunfo que este año dieron en entidades identificadas históricamente con el PRI: Puebla, Oaxaca y Sinaloa, es prácticamente un hecho que ambos partidos irán juntos a la contienda de gobernador y de diputados locales que en 2011 habrá en Coahuila.

Esto ocurre a 20 meses de los comicios que habrá en México para renovar la Presidencia de la República y si se mantiene esta constante, PAN y PRD llegarán como uno solo a tratar de evitar que el PRI se incorpore de nuevo al Gobierno federal.

Sin embargo, ambas organizaciones deberán trabajar duro, pues el trecho de ventaja del tricolor a sus dos principales rivales es bastante amplio y se extiende conforme se acerca el momento de las definiciones.

En los últimos comicios presidenciales el PRD se quedó en la orilla de llegar por primera ocasión a Los Pinos, pero ahora solamente figura en el centro del país, en concreto en el Distrito Federal. Respecto al PAN, parece que nada puede detener la caída libre en que se encuentra en las preferencias de los electores.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA: La estadística es clara y refleja que en Coahuila la disputa electoral se centra, aunque con bastantes reservas, entre el PRI y el PAN, pues las preferencias ciudadanas por el resto de las agrupaciones partidistas son imperceptibles.

En los últimos comicios de gobernador (2005), el PRI consiguió la victoria con 57.07% de los votos; el PAN conservó su histórica segunda posición con 33.73% y 3.57% apenas le alcanzó al PRD para conservar su registro.

Los votos para el Partido del Trabajo, Convergencia y Verde Ecologista de México no significaron al menos 1% y de la chiquillada el mejor posicionado fue Unidad Democrática de Coahuila, con 3.22 por ciento.

Actualmente en Coahuila el PRI tiene la Gubernatura y con 33 de los 38 ayuntamientos gobierna a más de 97% de la población estatal. Además el estado es el único en el país en cuyo Poder Legislativo existe mayoría absoluta, pues 22 de los 31 legisladores locales son priístas, lo cual significa que por sí solo el PRI reúne las dos terceras partes que en cualquier legislatura se requieren para realizar, por ejemplo, reformas a la Constitución.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… En el caso del PRD se aprecian signos de incongruencia e inmadurez política, pues desde octubre la dirigencia estatal venía negociando con el Partido del Trabajo y Convergencia la posibilidad de aliarse de cara a la contienda estatal.

De hecho, el primer acuerdo que tomaron Gustavo de la Rosa, dirigente del PRD en la entidad, y su homólogo del PT, Virgilio Maltos Long, fue ampliar la coalición opositora a cualquier fuerza política, exceptuando al PRI y a Acción Nacional.

Pero cuando la sociedad entre partidos que se presumen de izquierda estaba a punto de concretarse, la dirigencia nacional perredista impuso al liderazgo estatal la necesidad de explorar una eventual alianza con el PAN, la cual se deberá concretar antes de Navidad.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… A 20 meses de la siguiente elección presidencial el PRI se afianza como puntero de las preferencias electorales, seguido a la distancia por un PAN que se desploma en el gusto de los ciudadanos y un PRD cada vez más desdibujado.

De acuerdo con datos de un sondeo de Consulta Mitofsky el PRI, el PAN y el Verde Ecologista de México son los menos rechazados entre los potenciales votantes, pero ante la pregunta “por cuál partido nunca votaría” destacan las siglas del PT, Convergencia y PRD.

Si bien tiene 40.1% de las menciones, el tricolor no se encuentra en su mejor momento frente a los potenciales votantes, pues hace un año su posicionamiento era de 41.4 por ciento.

Para Acción Nacional el panorama es complicado. Hace tres meses, tras las elecciones donde se alzó con el triunfo en entidades eminentemente priístas como Puebla, Oaxaca y Sinaloa, se colocó en el 20.2% de las preferencias pero ahora aparece con 15.9%, lo cual le representa 3.5% menos que sus registros de hace un año.

Respecto a noviembre del 2009 el PRD escaló en 3.9% pero aparece entre los partidos políticos más rechazados al grado que sus menciones favorables significan 10.6% del total y su mayor número de seguidores está en la capital del país donde incluso se encuentra mejor posicionado que el PAN.

En cuanto a los presidenciables que se encuentran mejor posicionados, el priísta Enrique Peña Nieto ocupa el primer sitio con 29% de las menciones, lo cual es 1.4% más que sus números de hace tres meses.

Entre los perredistas el que mejor aparece es Andrés Manuel López Obrador y Santiago Creel lo hace por parte de Acción Nacional, aunque con una tendencia a la baja, pero aun por encima de perfiles como el de Josefina Vázquez Mota.

Simulando la elección presidencial que habrá en julio de 2012 entre los punteros de los principales partidos políticos la ventaja aumenta para el tricolor y el PAN se desploma al tercer sitio superado por el PRD, siempre y cuando el abanderado sea López Obrador.

Si hoy fueran las elecciones, las preferencias van 52.3% para Peña Nieto y el PRI; 16.4% para el PRD y Andrés Manuel López Obrador y 12.5% para el PAN y Santiago Creel Miranda.

SE CIERRA EL TELÓN… Resuelto el tema de la candidatura única en torno al gobernador Humberto Moreira Valdés para ocupar la presidencia del comité nacional del PRI, en el seno del organismo se discute ahora sobre quién acompañará al coahuilense en la Secretaría General.

Por estatutos el cargo debe ser ocupado por una mujer y los perfiles con más posibilidades son los de las diputadas federales Cristina Díaz Salazar y Yolanda de la Torre Valdez, así como el de Blanca Alcalá Ruiz, quien se desempeña como Alcaldesa de Puebla.

Moreira tiene excelentes opiniones de las tres candidatas y ha dejado en los sectores y organizaciones de su partido la decisión, pero en su círculo político más cercano el Gobernador ha hecho comentarios en torno a su preferencia por la legisladora duranguense.

Yolanda de la Torre Valdez es diputada federal por la capital de Durango, en cuyo ayuntamiento estuvo al frente de la sindicatura. En la Cámara de Diputados preside la comisión de Atención a Grupos Vulnerables y al valer su movilidad a una silla de ruedas, es claro ejemplo de que la discapacidad física no es objeción para el trabajo.

La abogada Cristina Díaz Salazar fue alcaldesa de Guadalupe, Nuevo León, y se desempeña como secretaria de la comisión de Salud en la Cámara baja; en su trayectoria partidista destaca haber sido dirigente del PRI Nuevo León.

Blanca Alcalá Ruiz estudió Relaciones Internacionales en la Universidad de las Américas, donde es catedrática. Fue secretaria de Finanzas y dirigió el DIF en la entidad antes de su actual cargo de Alcaldesa.

Una de ellas será la compañera de fórmula del gobernador Moreira en la nueva etapa a la que está a punto de enfrentarse el priísmo nacional.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5