×
Juan Castillo Borja
Juan Castillo Borja
ver +

" Comentar Imprimir
22 Febrero 2019 03:32:00
Saltillero o saltillense
HAY UNA PALABRA que la utiliza muy comúnmente el licenciado Isidro del Bosque "El Chilin", cuando platicamos de tal o cual personaje de la ciudad, ya sea de la política o del terreno deportivo, en donde define a aquellos que son entrones para los negocios y cualquier movimiento, pero según el, existen otros que solo "calientan el agua" y al final de cuentas no hacen nada y solo se quedan en veremos.

ME CUENTA QUE esta palabra no es muy común en él, sino de otro personaje, pero para el caso es lo mismo, y es que menciona que muchas veces nuestra ciudad se detiene y no progresa porque esos "saltilleros" nomás puro habla y habla y a la hora de soltar el dinero, nomás se hacen para atrás.

EN CAMBIO, MENCIONA que los saltillenses, son esos que aman a la ciudad y que dan todo porque la ciudad y ellos a título personal salgan a adelante, incluso cuando invitan a la pachanga o a una comida o un festejo, dijo "de esos hay muy pocos, pero necesitamos más de ellos para crecer por todos lados.

BIEN, LLEGAN CUATRO inversionistas jóvenes nacidos y creados en nuestra ciudad, para hacerse cargo de los Saraperos, con los ilustres apellidos Cantú, Cabello, Verduzco y Saade, a quienes sus padres no solo les dejaron herencia, no solo en cuestión económica, sino en enseñanza y tacto para seguir al frente de los negocios y hacerlos crecer.

PERO LLEGAN A esta nueva experiencia, alentados por nuestras autoridades estatales y municipales de que se hagan cargo de un equipo de béisbol profesional en la Liga Mexicana de Béisbol y en víspera de cumplir los 50 años de permanencia en la misma, quizás ellos, no había ni nacido, cuando el béisbol ya era un furor en nuestra ciudad.

ESTOY SEGURO QUE saben el compromiso que a partir de este 21 de febrero se echan encima, no es "echilame otra" y se acabó, es un compromiso no solo económico también moral de ofrecer a Saltillo y toda su gran afición al béisbol, un equipo que sea protagonista y que reviva el interés que crearon en su tiempo don Jorge Torres Casso y Juan Manuel Ley...¡Que todo mundo este prendido en saber que sucede con nuestra equipo.

PERO TAMBIÉN DEBEN de estar conscientes lo que ha sucedido a lo largo de estos años, en donde Torres Casso en 1970 inicio al igual que ellos, con un gran entusiasmo y lo que es más, que con varios socios que por equis circunstancias se fueron retirando hasta dejarlo completamente solo.

DON JORGE COMENZÓ a resentirlo en su bolsillo y en su estado físico y las enfermedades hicieron que entrara el pánico y decidió por abandonar la nave verde, ya con ciertas enfermedades que no lo dejaban en paz, quizás por el estrés de mantener el equipo, luego de la huelga del famoso 80 cuando Saltillo lograba su primer título, que para muchos no contaba cuando únicamente se quedaron seis equipos y Saraperos se armó hasta los dientes incluyendo al gran Héctor Espino González.

LUEGO EN LOS 80, similar llego don Javier Cabello Siller, quien había heredado por don David Cabello su padre, el gusto por el béisbol, y se hizo rodear de varios amigos para convertirlo en su socio en esta empresa llamada Saraperos, que quizás por su novatez, fue abusado por varios dirigentes que están conectados con el béisbol, para hacerlo "patinar".

PRIMERO LE DESMANTELARON el equipo con el argumento que los jóvenes que tenía el equipo ya habían madurado e iban a dar el estirón definitivo para convertir al equipo, en un grande de la LMB, y fue solo mentira, don Javier se quedó con un desecho de equipo, que no funciono, por ningún lado y ello obligo para que los aficionados se retiraran del parque.

NATURALMENTE LOS SOCIOS hicieron lo mismo huyeron y lo dejaron solo, por lo que tuvo la valentía de comunicarle al Gobernador que ya no podía mantener el equipo y se lo iba a vender a Juan Manuel Ley López, un empresario de Durango, pero radicado en Culiacán, por lo que esa fue su salida, incluso ya mermado en su salud física, ya los problemas del equipo era su común diario.

AHORA RECIBEN DE manos de un minero venido de la región carbonífera de nuestra entidad, también enamorado del béisbol, que alentado por las autoridades del Gobierno lo hicieron entrar al quite, luego de que Jorge Dávila dijo yo solo vine a probar y vi que no era negocio y ahí dejo la arpa, ya no la toco.

DON ANTONIO NERIO Rodríguez, creo yo no se le cumplió su objetivo de recibir el debido apoyo por parte de Gobierno, pero también se hizo rodear de gente que tendrá mucho entusiasmo por el béisbol, pero pocos conocimientos de cómo manejar este tipo de negocios y ello obligó a que continuamente se cometieran una serie de errores.

ADEMAS LOS AFICIONADOS también se ayuntarán del parque y lo que habían fortalecida la familia Ley López, poco quedo y elementos tan valiosos como Manny Rodríguez, Héctor Daniel Rodríguez, Joey Meneses, Noel Fernando Salas, y otros más, ya no pertenezcan a la organización, a cambio de qué?, de nada, espejitos como cuando llegaron los españoles a nuestro continente.

DESDE MI PARTICULAR puntos de vista, desde ahora los cuatro nuevos inversionistas de Saraperos deberán de tener muy claro la visión de hacer regresar a la afición al Parque Madero, pero también mantenerla y que al final de cuentas el negocio se convierta en rentable y no esperar que siempre papa Gobierno o Municipio este apoyándolos totalmente para salir adelante.

HAY QUE TRABAJAR muy duro, y no solo se trata de invertir, innovar ideas que se mantenga a la afición en el Parque Madero, ya que son donde Torres Casso y Juan Manuel Ley lo lograron, ellos también lo pueden hacer convirtiéndose en verdaderos visionarios y aprender de la gente que maneja al Santos Laguna, que iniciaron similar a ellos, alentados por la Cervecería, pero ahora el equipo ya es autofinanciable...Saraperos también puede ser si ustedes lo quieren.

Y QUEDA MI PREGUNTA en el aire, Cantú, Siller, Verduzo y Saade, los nuevos dueños de Saraperos...¿Serán saltilleros o saltillenses?.

AMIGOS MUY BUENOS DÍAS PARA TODOS Y GRACIAS.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5