×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
19 Julio 2019 03:00:00
Saltillo somos todos
Fue en el año de 1577 cuando vinieron los conquistadores que poblaron esta tierra, los cuales fueron encabezados por el capitán Alberto del Canto y al descubrir este hermoso valle, encontraron las condiciones adecuadas para fundar una población y según dice la historia, el 25 de julio (mejor día no pudieron haber escogido-chiste local-) de ese año, se fundó la Villa de Santiago de Saltillo.

La raza colonizadora encontro un valle cubierto de vegetación y en el que existían ciénegas y muchos manantiales, se imagina amable lector, como era nuestra ciudad capital en esos días.

La Villa de Santiago de Saltillo se constituyó como la puerta del avance español al noreste. Sin embargo, como cuenta mi buen amigo, Francisco Tobias: “los nuevos pobladores fueron atacados por los indios que habitaban en los alrededores, cuya principal característica era que no aceptaban trabajar para otros y no se sometieron a los conquistadores, por ello la villa estuvo a punto de desaparecer” (Lealo imaginando el tono de la narración característica de Tobias).

La Villa de Santiago del Saltillo y el pueblo de San Esteban estaban separados por una acequia que corría por donde ahora existe la calle de Allende; eran independientes en sus autoridades civiles y religiosas, aunque estaban unidas en la defensa contra los nómadas, en la comercialización de sus productos y en las fiestas importantes, esta separación de los pueblos duró 236 años, hasta que en 1827, se anexó la villa de San Esteban a la Villa de Santiago de Saltillo, llamándose Ciudad Leona Vicario, nombre que ostentó esta bella ciudad hasta 1830. Para volverse a llamar Saltillo.

Existen varias versiones sobre el origen del nombre de Saltillo, quizá la más popular, es la que dice que la palabra Saltillo surge de un pequeño salto de agua que caía desde una elevación del terreno en cuya cima está el principal ojo de agua de esta ciudad, donde hoy se encuentra la Iglesia del Ojo de Agua.

Hoy en día, Saltillo es una gran ciudad, la capital del estado de Coahuila de Zaragoza, donde han llegado actualmente a vivir, diversas personas, producto de la gran oferta laboral que existe en la región sureste.

Saltillo, conserva en ciertas zonas, edificios emblematicos e históricos, aquí hago un parentesís para lamentar el incendio que se sucito en el centro cultural “Casa Alameda”, inmueble de estilo alemán, construido en adobe y cuyo característico rojo y blanco de la fachada lo ha identificado como la “Casa roja de la Alameda” que ha albergado a más de una institución.

Varias escuelas se instalaron en ella, como la Academia Jaime Balmes, el desaparecido Instituto Excélsior, y luego la Escuela Superior de Música de la UadeC, también albergó los Juzgados y el Tribunal Supremo del Estado.

Pero sin duda la historia que más resuena en la memoria de los ciudadanos es la que sucedió cuando el gobernador Ignacio Cepeda Dávila se suicidó en julio de 1947.

En fin, el próximo jueves 25 de juio, nuestra ciudad cumple 442 años, llega como una ciudad vigorosa, con una combinación entre lo moderno y antiguo, entre lo tradicional y convencional.

Saltillo eres tú, Saltillo somos todos, como decía algún tiempo mi amigo Jericó Abramo, ya que entre todos la hacemos una mejor ciudad cada día.

Felicidades!

PUNTO Y APARTE

El torneo de futbol, Apertura 2019, arranca este fin de semana, por lo que es buen momento de revisar las modificaciones que aplicarán en la liga mx, ascenso mx y la liga femenil, modificaciones -dicen- en aras de lograr que el juego sea más agil y rápido.

Uno de los cambios más significativos será en los penales, pues el portero podrá tener un solo pie sobre la línea de gol y no los dos como se exigía antes y los árbitros estarán obligados a mostrar las tarjetas amarillas o rojas a los jugadores y entrenadores aunque se encuentren en la banca, entre varios ajustes que sufrirán estas ligas.

Veremos como les va.

Buen fin de semana, ¡ánimo!

Twitter:_hreyes
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5