×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
22 Mayo 2019 03:53:00
Sangre nueva
Si alguna vez ha escuchado el termino de “inyectar sangre nueva al negocio” es una frase coloquial entre dueños de empresas y no necesariamente significa algo literal sino es una manera de renovar personal con contrataciones nuevas para poder acabar de raíz con vicios antiguos u omisiones que se hacen con el pasar del tiempo.

La máxima casa de estudios de Coahuila, es decir, la Universidad Autónoma de Coahuila tampoco ha sido la excepción de ello. En aquellos Departamentos claves se ha sido notable el ingreso de personal que además de joven es muy perceptible que tienen experiencia y profesionalización.

Esa “sangre nueva” ha estado sustituyendo en ocasiones puestos que en la actualidad se han jubilado o que están próximo a hacerlo.

Sin lugar a dudas el que ha tenido más conflicto y no precisamente dentro de la misma UAdeC, sino externo ha sido la Contraloría General de la Universidad Autónoma de Coahuila, en especifico en el trámite de registro de Padrón de Proveedores, ya que los quejosos son los mismos prestadores de servicios que con el pasar del tiempo se acostumbraron a los requisitos anteriores; que por cierto tampoco eran fáciles.

Un departamento que ha sido renovado y blindado para asegurarse que quienes quieren prestar un nuevo servicio, así como aquellos proveedores de años atrás han estado teniendo que entregar la misma documentación como si fuera la primera vez.

Sin entrar en cuestionamientos la Contraloría General de la UAdeC, sino simplemente en dar soluciones ha detectado que muchos de aquellos proveedores nuevos o viejos no han podido completar todos los requisitos siendo este el principal indicador que realmente sus negocios tienen omisiones en su legalidad, es decir, son comerciantes y empresarios formales que carece de alguna normativa por parte de las autoridades del ayuntamiento o igual manera de la Cámara Nacional de Comercio de Saltillo, pero también con alguna irregularidad ante la Secretaria de Hacienda.

Con una actitud profesional en la que ahora sí agarraron a todos parejos ya que no existen excepciones, es decir, si no cuentas con algún requisito se notifica en tiempo y forma puesto que solamente tendrán los proveedores entre 10 y 15 días para entregar la documentación completa o de lo contrario tendrán que iniciar nuevamente el trámite.

Así que la primera recomendación que da la Contraloría General de la UAdeC, es que antes de entregar la documentación para dicho trámite haga dos o tres “checklist”, o lista de comprobación para evitar retrasos y dolores de cabeza para que no tengan contratiempo en cualquiera de los tramites a seguir.

Todo con la misma finalidad que tiene el Rector de la UAdeC, Salvador Hernández Vélez, de hacer reformas que no solo permitan estar dentro del marco legal sino sobre todo en el tema de la transparencia.

Esta misión ha sido en cada uno de los Departamentos de la máxima casa de estudios de Coahuila de Zaragoza, sin embargo no fue suficiente los cambios sino se tenía que hacer de raíz, es decir, radicalmente y por ello después de 44 años que no se había hecho modificación alguna el Estatuto Universitario que data desde 1975 el último cambio se había dejado en el olvido siendo este un impedimento para ser más competitivo, transparencia, equidad de género y cambiar a lado del marco de los derechos humanos.

Al menos en lo que respecta a los cambios ya efectuados y en marcha en la mayoría de sus áreas el personal administrativo se encuentra muy satisfecho y contentos con respecto a las modificaciones para hacer mejorar las cosas, no siendo esto sinónimo de que antes no se estuvieran haciendo correctamente.

Entre los mismos trabajadores, pero sobre todo para esta “sangre nueva”, se les nota una actitud positiva en la que con una simple sonrisa amistosa dicen “siempre es bueno un cambio”. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org



Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5