×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
02 Mayo 2019 03:29:00
Sarcasmos
Y siguen calentando la olla: la intención de confrontar religiones está cada día más clara (lo que pasa es que del otro bando no leemos casi nada, pero también ocurren y también calientan… el otro lado). “Según Open Doors USA, un promedio de 105 iglesias y / o edificios cristianos son quemados o atacados cada mes. Más de tres por día, y casi todos esos ataques son ignorados por los medios de comunicación en el mundo occidental. Además, un promedio de 345 cristianos son asesinados por razones relacionadas con la fe cada mes, así como 105 iglesias son atacadas, y 219 cristianos son detenidos sin cargos, arrestados, sentenciados y encarcelados… Por supuesto, estas cifras pronto estarán desactualizadas, ya que la violencia contra los cristianos sigue aumentando en todo el mundo, y los horribles ataques que acabamos de presenciar en Sri Lanka, con 300 muertos, son un ejemplo perfecto”. https://www.zerohedge.com/news/2019-04-22/churches-have-become-1-target-hate-attacks-average-105-every-single-month

Una queja común

Casi todos los autores se quejan más o menos de lo mismo. Wikipedia: “En 1887 Emilio Carlo Giuseppe Maria Salgari (1862-1911) gracias al éxito de sus obras consiguió un puesto como redactor fijo en La Nuova Arena, que mantuvo hasta 1893. Por entonces, ofendido por haber sido llamado ‘mozo’ en un artículo por el periodista Giuseppe Biasioli, lo desafió a duelo. Como resultado, Biasioli tuvo que ser hospitalizado y Salgari pasó seis meses en la cárcel. En 1889 se suicidó el padre de Salgari, y fue el primero de una cadena de suicidios familiares que incluye el del propio escritor (1911), el de su hijo Romero (1931) y el de su otro hijo Omar (1963). En enero de 1892 contrajo matrimonio con la actriz de teatro Ida Peruzzi). Ese mismo año nació la primera hija del matrimonio, Fátima, a la que siguieron tres varones, Nadir (1894), Romero (1898) y Omar (1900).

En 1898 el editor Donath convenció a Salgari para que se mudase a Génova, donde trabó amistad con el más destacado ilustrador de su obra, Giuseppe ‘Pipein’ Gamba. En 1900 regresó a Turín. Las circunstancias económicas de la familia se fueron haciendo cada vez más difíciles, a pesar del trabajo incansable de Salgari para mantener un respetable decoro burgués. En 1907 cesó su contrato con Donath y pasó a trabajar para la editorial Bemporad, para la cual escribiría un total de 19 novelas. Su éxito entre el público juvenil fue creciendo, y algunas de sus novelas llegaron a alcanzar tiradas de 100 mil ejemplares. Sin embargo, su desequilibrio psíquico y la locura de su esposa, que tuvo que ser internada en el psiquiátrico de Collengo, lo condujeron al suicidio. Después de un intento fallido en 1909, se quitó la vida abriéndose el vientre con un cuchillo según el rito japonés del seppuku, más conocido como harakiri.

Dejó escritas tres cartas, dirigidas, respectivamente, a sus hijos, a sus editores y a los directores de los periódicos de Turín. La carta a sus editores es suficientemente elocuente: ‘A vosotros, que os habéis enriquecido con mi piel, manteniéndome a mí y a mi familia en una continua semi miseria o aún peor, sólo os pido que, en compensación por las ganancias que os he proporcionado, os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saludo rompiendo la pluma. Emilio Salgari’.

A lo largo de su prolífica carrera como escritor, Salgari escribió, según su biógrafo Felice Pozzo, 84 novelas y un número de relatos cortos imposible de determinar (más de 100, se calcula). La mayor parte son novelas de aventuras ambientadas en lugares exóticos, aunque cultivó también la ciencia ficción, con la atípica novela Las Maravillas del 2000 (1907, Romanzi nelle Amariche): En el otoño de 1903, el joven James Branok y el doctor Toby Holker, dispuestos a conocer el futuro, ingieren una poción que los mantendrá dormidos por 100 años. Al despertar, conocerán las maravillas y los peligros del tercer milenio”.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5