×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
02 Julio 2019 04:06:00
Sarcasmos
¿OFENSIVOS?

Texas quiere que los chistes sexuales sean ilegales. Algunos estarían de acuerdo, pero es peligroso porque puede caer en la censura. Los chistes sexuales pronto podrían volverse ilegales en los campus universitarios. La legislatura de Texas ha aprobado dos proyectos de ley que definirían “hostigamiento” en el campus como palabras “no deseadas, basadas en el sexo”. Escuchar cualquier cosa que te haga sentir incluso un poco incómodo se consideraría acoso sexual. ¿Cómo podría alguien saber lo que otra persona puede encontrar incómodo? La legislación permite que los profesores universitarios sean despedidos o incluso encarcelados por no informar sobre cualquier caso de acoso que se encuentre bajo esta definición ambigua. Se exige que los profesores informen CUALQUIER COSA que pueda interpretarse como ofensiva, o de lo contrario se arriesgan a ser arrestados y procesados.

MESES SIN INTERESES

Supongamos que esta no es una trampa aritmética. Dudosa suposición, pero hagámosla. Aun así es una trampa. Una trampa para obligarnos a consumir más. Otra trampa para obligarnos a adquirir lo que excede a nuestras capacidades (vivir por encima de nuestras posibilidades). Ooootra trama para hacernos desembolsar dinero que no tenemos para mantener aceitada la máquina de producir-vender. Oooootra trama para forzarnos a comprar hoy y pagar mañana, para sacrificar el futuro a los deseos del presente. Otra trampa para sacar “dinero” (crédito) del aire, para pagar intereses salidos de la nada.

ESCOLTA

En la primaria en el ICO de Mahatlán de 1957, yo era parte de la escolta a la bandera del equipo flaco. Éramos seis niños. Yo recuerdo a tres: el Pichi Urrea, el Chichí Serna y yo, el Chachis Fárber. Cuarenta y cuatro años después, en la primaria de Tapachula, mi ahora mujer, Marián, también era parte de la escolta. Dos de sus compañeras eran sus amigas Marién Muñoz y Ariana Roblero. Dos nombres poco frecuentes: Marién y Ariana. Ahora mi mujer Marián se lleva de maravilla con mis dos hijas, de nombres Marién y Ariana. Datos rigurosamente ciertos. Y luego dicen que las coincidencias son meras casualidades.

VERDAD Y GUERRA

“La verdad es la primera baja de la guerra. Hace 2 mil 500 años, el escritor trágico griego Esquilo de Eleusis dijo: ‘En la guerra, la verdad es la primera víctima’. Esa cita podría leerse para significar que, una vez que comienza la guerra, la verdad sale por la ventana. En realidad es peor: las mentiras comienzan antes y siguen después. Son precursoras, no solamente seguidoras. Las mentiras, las simulaciones, el engaño, dirigen, no solo encubren. Las guerras a menudo se planifican por razones políticas (que tienen que ver con dinero, recursos u otros objetivos que pueden no tener nada que ver con proteger directamente el país o las personas) y luego se crea una falsa inteligencia para ‘justificar’ el comienzo de la guerra. El servicio de inteligencia MI5 de Gran Bretaña explicó las justificaciones alegadas de la guerra de Irak: la inteligencia y los hechos se ajustaron a la política, no al revés. El copresidente de la Comisión del 11 de septiembre y el congresista veterano de 34 años, Lee Hamilton, que formó parte de numerosos comités de inteligencia y asuntos extranjeros, dijo: ‘Mi certeza en estas situaciones, siempre, es que la ‘inteligencia’ que se obtiene está impulsada por la política, en lugar de que la política esté dirigida por la ‘inteligencia’. O como lo dijo el periodista Tom Brokaw: ‘Todas las guerras se basan en la propaganda’. Debido a que la guerra no solo mata, mutila y desplaza a muchas personas inocentes, sino que también es perjudicial para la economía y destruye el medio ambiente (y produce una gran cantidad de dióxido de carbono), creemos que las personas necesitan entender un poco de historia para que los mismos errores no se repitan, y las guerras se eviten cuando no sean inevitables a fin de defendernos realmente”.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5