×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2019 03:49:00
Sarcasmos
“¿Actuamos como caballeros o como lo que somos?”
Cantinflas


UNA BOMBITA PERDIDA
Reproducido de (resumen mío): http://amigosdemazatlan.com.mx/1914els itiodeMazatlan/esw_preview/index.html?1360443992

“La lucha de la Revolución Mexicana tuvo en Mazatlán varios capítulos decisivos. Las batallas de los constitucionalistas contra las fuerzas federales hicieron que Mazatlán se convirtiera en la primera ciudad de Latinoamericana en ser bombardeada desde el aire. El hecho fue producto más de un accidente que de un acto heroico. El artefacto cayó en la esquina que hoy hacen las calles Carnaval y Canizalez (yo viví a media cuadra de ahí, de 1951 a 1960), el 6 de mayo de 1914. Hubo cuatro personas muertas y varios heridos. Uno de los testimonios fue el de una persona que siendo niño presenció el bombardeo. Dijo que mientras jugaban en las calles cercanas al lugar del hecho, vieron que del aeroplano que sobrevolaba la ciudad cayó un bulto negro. Creyeron que era un bulto de propaganda en favor de la Revolución y corrieron hacia el lugar en el que creían que iba a caer. Fue así como escucharon el estruendo y vieron los cuerpos de las personas que mató la explosión.

“En la parte alta del edificio ubicado en Canizales y Carnaval (donde después se construyó el edificio de departamentos del Chicuras Lizárraga, supongo), los obreros de una fábrica de calzado recibieron una lluvia de balines, resultando dos hombres heridos. Doña Longina de Rivera y el señor Alfredo Zúñiga quedaron muertos en el acto, des-trozados por la explosión; el jovencito Cosme Ornelas, que ahora es dentista y reside en Escuinapa, resultó gravemente herido, lo mismo que su hermano menor; la señorita Refugio Olmeda, hoy señora de Medrano, la señorita Matilde Urquijo y otras personas más recibieron el impacto de los balines: el señor don Enrique Claisse, propietario de una mercería, salió milagrosamente ileso, no obstante encontrarse a pocos pasos de la explosión.”

http://www.yoinfluyo.com/index.php?option=com_content&view =article&id=2262-el-primer-bombardeocatid=142-&Itemid=230

“Mazatlán fue bombardeada desde un biplano que los constitucionalistas traían entre sus equipos de guerra. El puerto estuvo sitiado por las fuerzas del general Obregón. Cerca del cuartel temporal de los revolucionarios en la Casa Blanca, se improvisó la pista de aterrizaje en las marismas de Palos Prietos. Los primeros días que estuvo aquí el aeroplano fue utilizado para arrojar proclamas a la población. El aparato volador causó gran expectación entre los mazatlecos. Las familias enteras salían de sus casas para ver sus evoluciones y tratar de obtener los volantes de propaganda, mientras la policía se dedicaba a decomisar los papeles que cayeran en manos de los
vecinos.

“Poco después de las 8 de la mañana del día 6 de mayo el biplano levantó vuelo con la misión de bombardear una fortaleza ubicada en la cima del cerro de la Nevería. Tripulaba el avión el Capitán Gustavo Salinas. Su copiloto Teodoro Madariaga se encargaría de arrojar las bombas. El bombardeo no ocurrió según lo programado. Durante una maniobra, el avión sufrió una sacudida cuando volaba sobre la ciudad. Al copiloto se le soltó una de las bombas.

“Durante 1914, Maza-tlán permaneció bajo sitio de los constitucionalistas que comandaban el general Ángel Flores y Juan Carrasco. Los accesos a la ciudad fueron cerrados por los revolucionarios. Las reservas de alimentos se agotaron en la ciudad. Hubo grupos de personas que intentaron saquear algunos negocios. El chino Juan (Ley), que tenía la tienda La Paloma Azul, abrió sus puertas cuando el pueblo demandó alimentos y el chino solo se quedó con un saco de maíz y otro de harina y dijo: ‘Pa’la no molilme de hamble’. Los revolucionarios se apostaron en las inmediaciones del cerro Colorado con la orden de evitar el ingreso y la salida de cualquier persona, sobre todo de militares federales. Lo que hoy es la avenida Gabriel Leyva, era el acceso principal a la ciudad y durante el asedio de los constitucionalistas se le llegó a conocer como el paso de la muerte. Fueron varias las personas que murieron al intentar salir de la ciudad.”
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65