×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
15 Enero 2020 04:06:00
Sarcasmos
Escuchar Nota
El frío me afecta hoy más que nunca; por eso leo: “Esta es la Causa por la que Sientes más frío que Otras Personas”. https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=18115

“La percepción del frío comienza cuando los nervios de la piel envían impulsos al cerebro sobre la temperatura de la piel. Estos impulsos responden no solo a la temperatura de la piel, sino también a la tasa de cambio en la temperatura de la piel.

“Por lo tanto, nos sentimos con más frío al saltar al agua fría, cuando la temperatura de la piel cae rápidamente, que después de haber estado allí por un tiempo, cuando la temperatura de nuestra piel es baja pero constante.

“El estallido de los impulsos nerviosos generados por la caída de la temperatura de la piel proporciona una alerta temprana de un evento que probablemente cause la caída de la temperatura central del cuerpo (la temperatura de los órganos internos).

“Si no se controla, una caída en la temperatura central del cuerpo puede provocar hipotermia letal. La percepción del frío comienza cuando los nervios de la piel envían impulsos al cerebro sobre la temperatura de la piel”.

La Normalidad

“En personas sanas, los sistemas fisiológicos evitan que ocurra hipotermia. Los impulsos de la piel llegan al hipotálamo, un área del cerebro responsable de controlar el entorno interno del cuerpo, que genera instrucciones en el sistema nervioso que evitan una caída en la temperatura central del cuerpo. “Los impulsos nerviosos enviados a los músculos generan calor metabólico adicional a través del temblor. Los vasos sanguíneos que de otro modo transportarían sangre tibia de los órganos internos a la piel fría, donde la sangre perdería calor, se contraería, restringiría la mayor parte de la sangre y su calor a los órganos internos.

“Los impulsos que llegan a la corteza cerebral, la parte del cerebro donde se produce el razonamiento, generan información sobre el frío que sentimos. Estos se combinan con impulsos que llegan del sistema límbico, responsables de nuestro estado emocional, para determinar cuán miserablemente fríos nos sentimos.

“Esto nos motiva a realizar ciertos comportamientos, como acurrucarnos o ponernos más ropa, y a quejarnos. Muchos de nosotros también sentimos frío al comienzo de la fiebre, cuando la temperatura central del cuerpo comienza a aumentar.

“Durante una fiebre, los circuitos nerviosos que controlan la temperatura corporal se restablecen a un nivel más alto, por lo que el cuerpo responde como si estuviera frío hasta que la temperatura se estabiliza alrededor de ese nivel más alto. Si bien la fiebre indica un problema, ¿hay algo malo en sentirse excesivamente con frío?

Mujeres y Hombres

“Algunos de nosotros tenemos la desgracia de sufrir el síndrome de Raynaud, una condición en la que el flujo sanguíneo es demasiado bajo para mantener calientes los dedos de las manos y los pies (como me pasa a mí, que siempre tengo frías las manos).

“Pero algunas personas sanas pueden sentir más frío que otras en el mismo entorno. Las mujeres a menudo informan que sienten más frío que los hombres en el mismo ambiente. Esto probablemente se debe a que tenemos una temperatura de la piel más baja, una consecuencia de más grasa subcutánea y a los estrógenos.

“Algunos de nosotros podemos heredar sentirnos excesivamente con frío. Un estudio de gemelos encontró que la prevalencia de la sensación de manos y pies fríos es altamente heredable, lo que implica una base genética para la percepción exagerada de la temperatura.

“Algunos de nosotros también podemos sentir frío simplemente por cómo se ven otras personas cercanas a nosotros, un fenómeno llamado ‘contagio por frío’. En un estudio, los voluntarios sanos se sintieron más fríos si se les mostraban videos de actores que fingían tener frío que si los actores fingían estar calientes.

“La temperatura de las manos de los voluntarios bajó a medida que los vasos sanguíneos se estrecharon, a pesar de que no estaban en un ambiente frío”.


Imprimir
COMENTARIOS