0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
24 Octubre 2011 03:00:21
Se gasta más en salud que en educación
Escuchar Nota
Definitivamente, y a pesar de las intensas campañas que se hacen frecuentemente, los mexicanos no hemos comprendido la importancia de la prevención en salud para evitar gastos mayores.

Esto ha repercutido en la cantidad de dinero que tenemos que desembolsar cuando enfrentamos alguna enfermedad. Según estadísticas recientes de la firma Deloitte, 82% de los consumidores dejó de invertir en alimentos, combustible, renta y educación para cubrir gastos relacionados con el cuidado de la salud.

Y es aquí donde el tema de la prevención juega un papel preponderante ya que se vuelve un elemento clave para la reducción de costos, dicen los analistas, cultura que lamentablemente en México está lejos de aplicarse como una regla, con todo y que representa múltiples ventajas para todos, lo cual no tiene que ver necesariamente con la cantidad que se destine para estar preparado para un gasto no previsto, sino con el hecho de que cuidarse para evitar la enfermedad no es nuestra costumbre, más bien generalmente esperamos a que el problema ya esté encima para actuar.

Y las cifras no mienten, ya que el mismo estudio encontró que sólo 22% de los encuestados se siente capaz de enfrentar futuros gastos en salud, mientras que 23% considera que no podría enfrentar alguna emergencia médica. En este rubro, la mujeres son las que más desprotegidas se sienten (27%).

Esta cuestión de la prevención no tiene que ver únicamente con un presupuesto destinado especialmente para la atención médica, sino con la convicción de que los chequeos periódicos no representan un gasto sino una inversión que a largo plazo traerá beneficios físicos y económicos. Incluso si hablamos de los servicios de prevención médica gratuitos, gran parte de ellos se desperdician –por decirlo de alguna manera– porque la gente simplemente no acude para utilizarlos.

¡FÍJESE BIEN!

Parte de la cultura de prevención exige que los servicios de salud gratuitos mejoren sus tiempos de espera, tengan mayor acceso a la población, disponibilidad de medicinas y atención óptima, así lo piensa 86% de la gente usuaria de ellos.

Ocho de cada 10 encuestados dijeron que la corrupción juega un papel fundamental en este tema, seguido de trámites redundantes, poca responsabilidad e interés de los funcionarios públicos y procedimientos y prácticas innecesarias.

Sólo 17% de los varones encuestados se siente inseguro sobre alguna emergencia médica.

92% de los encuestados gastó en productos que no requieren receta médica el año pasado.

Los buenos hábitos son fundamentales para favorecer la prevención tanto de gasto como de enfermedades, pero en México se redujo 30% el consumo de verduras y se incrementó 60% el de refrescos en tan sólo dos años.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22