×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
10 Enero 2011 04:42:44
Se los dejo de tarea
Mal empieza la semana para el que ahorcan en lunes, reza el viejo adagio, y nunca mejor aplicado para la actuación que los hombres de negro tuvieron en la fecha 1 del Torneo de Clausura 2011 del balompié mexicano disputada el fin de semana.

Y miren ustedes estimados lectores, que yo soy de los que piensan que el error del silbante forma parte integral del juego, y que los grandes equipos deben saltar a la cancha dispuestos a superarlo todo: al rival, a la presión del público, el estado del terreno, las adversidades climáticas y, por supuesto, los yerros arbitrales que suelen presentarse.

Sin embargo, no podemos cerrar los ojos y guardar silencio, mucho menos aplaudir esta penosa situación, so pena de cometer un acto de complicidad.

En La Sultana del Norte, los Gladiadores abollaron la corona a los Rayados al derrotarlos al son de dos goles por cero, en un marcador que resultó engañoso, toda vez que el gol de la quiniela, anotado por Osmar Mares, está precedido de posición fuera de juego. Efectivamente fue una jugada muy difícil de apreciar para el árbitro asistente, ya que la pelota finalmente rebota en el pecho de Paredes, compañero del autor del gol, para ponerlo en posición ilícita, pero el silbante, Jorge Isaac Romo estaba en inmejorable posición para percatarse de que el balón venía de un jugador potosino. Sin embargo, demostró estar todavía muy verde y padecer una enfermedad que se cura con el tiempo: “la falta de experiencia”.

Pero el acabose ocurrió en el Coloso de Santa Úrsula, cuando el asistente de línea, Carlos González, avalado por el central José Alfredo Peñaloza, anuló dos goles legítimos a las Águilas por supuestos e inexistentes fueras de juego.

En un futbol sin memoria, debemos recordar que el torneo pasado José Alfredo Peñaloza tuvo su waterloo” en el Alfonso Lastras, cuando pitó un partido polémico en que el América terminó venciendo al San Luis, en medio de una lluvia de críticas y cuestionamientos; tanto así, que no fue considerado más en los partidos restantes, incluso fue excluido de la Liguilla por el título del Apertura 2010.

¿No les parece una tontería del ordenador haberlo reaparecido en un partido contra el América?... Se los dejo de tarea.

Comentarios: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5