×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
08 Marzo 2020 04:00:00
Secuestro y extorsión de mujeres
Escuchar Nota
En enero de 2020 fueron secuestradas 37 mujeres, que es 32.1% más alto que en diciembre pasado cuando fueron 28, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La cantidad es mayor a la de todos los meses de 2019, cuando el promedio mensual fue del 34 por ciento. En los últimos cuatro años el secuestro de mujeres ha crecido en 27% al pasar de 342 víctimas en 2015 a 413 en 2019. En 2016 fueron 384, en 2017, 369 y en 2018, 404.

En enero son 13 los estados que tuvieron por lo menos un caso. El mayor número de secuestros corresponde al Estado de México (10), Morelos (5) y Veracruz (4).

La Ciudad de México, Tabasco y Zacatecas tuvieron cada uno tres casos. Con dos están Aguascalientes y Michoacán. Y con un caso Guanajuato, Oaxaca, San Luis Potosí y Quintana Roo.

En 2019 los estados con el mayor número de secuestros de mujeres fueron: Veracruz (89), Estado de México (57), Ciudad de México (55), Morelos (24), Puebla (18), Guanajuato (16), Quintana Roo (16) y Zacatecas (15), según la organización Alto al Secuestro.

La Ciudad de México y Veracruz son los principales focos rojos al pasar, en el primer caso de 21 en 2018 a 55 en 2019, y en el segundo de 58 a 89 respectivamente. Le sigue el Estado de México donde las víctimas pasaron de un año al otro de 46 a 57.

El 90% de las mujeres secuestradas sufrió violación sexual y menos del 7% denunció el hecho. En otros artículos se ha explicado por qué las mujeres no denuncian las agresiones de las que son víctimas.

De 2015 a 2019, el número de las extorsiones de mujeres creció en 73.1% al pasar de mil 739 en 2015 a 3 mil 102, en 2019.

En enero de 2019 los estados con el mayor número de extorsiones fueron el Estado de México (79), Veracruz (31), Jalisco (24), Nuevo León (19) y Ciudad de México (15). Les siguen Guerrero (10), Quintana Roo (10), Querétaro (8), Baja California (7) y Tamaulipas (7).

Los estados donde no hubo ningún caso de extorsión a mujeres fueron: Yucatán, Tlaxcala, Nayarit, Michoacán, Guanajuato, Coahuila, Chihuahua, Chiapas y Campeche.

Alto al Secuestro sostiene que a pesar del aumento evidente de la violencia contra las mujeres, las autoridades no han hecho nada por implementar una estrategia nacional integral para prevenirla y erradicarla. En los hechos, más allá de los discursos, no hay voluntad política para hacerlo.

De cara a la nueva conciencia de las mujeres sobre el feminicidio y la expresión de nuevos niveles de organización para dar a conocer esa dramática realidad, los tres niveles de Gobierno están obligados a manifestar una más clara voluntad política, para hacer frente al problema y dar a conocer, más allá de los discursos, políticas públicas para hacerle frente.
Imprimir
COMENTARIOS