×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
21 Abril 2019 03:33:00
Seguridad para Coahuila
Se publicó la edición de marzo 2019 de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana elaborada por el Inegi y, de acuerdo con esta, ha mejorado la percepción de seguridad en Saltillo y todavía más en Piedras Negras, con respecto a los resultados obtenidos en diciembre pasado.

En la Laguna, en cambio, hubo un ligero incremento en la proporción de ciudadanos que considera que la ciudad en la que habita es insegura.

Lo cierto es que, más allá de que Saltillo sea hoy la ciudad en la que se percibe mayor seguridad en el país, estamos todavía lejos de tener los niveles que todos desearíamos en Coahuila. Un asunto importante es entender que, en el combate a la delincuencia, no todo depende de la eficiencia de las corporaciones de seguridad.

Así como el fenómeno del crimen tiene múltiples causas, su solución no puede ser unidimensional.

Ciertamente hay mucho por hacer para que Coahuila goce de policías estatales y municipales de primer mundo, pero también es verdad que contar con las mejores corporaciones no acabaría con la inseguridad. Hacen falta acciones que atiendan el problema de manera integral.

La premisa básica tiene que ver con la creación de condiciones prósperas, ya que éstas inhiben la criminalidad.

La autoridad estatal y las municipales tienen, por supuesto, una responsabilidad importante en la persecución de ese objetivo, pero juegan también un papel fundamental otros actores de la economía y de la sociedad. Sin su concurso es imposible avanzar en la agenda.

La visión tiene que ser estratégica. Urge que dejemos de lado el cortoplacismo y elevemos el horizonte de nuestra mirada hacia el mediano y el largo plazo. Las soluciones de hoy también tienen que ser útiles para el mañana y por eso debemos hacer un esfuerzo para llenar de prospectiva nuestro actuar.

Resulta muy importante que identifiquemos con claridad cuáles son las principales oportunidades que se abren hacia adelante en nuestro estado, para garantizar su aprovechamiento al máximo.

Pero también debemos estar alerta ante los peligros que se ven venir, de tal manera que impidamos que nos afecten.

Debemos tener la capacidad para reconocer nuestro potencial; distinguir individuos y organizaciones de toda índole que puedan enriquecer el autoconcepto que tenemos de nosotros mismos ayudará a que seamos más efectivos en nuestro accionar.

En cada región de nuestra entidad tenemos ejemplos importantes de coahuilenses, originarios o adoptados, que se han sobrepuesto a las adversidades creando condiciones prósperas para ellos y quienes les rodean. Es necesario difundir su ejemplo y seguirlo.

También resulta fundamental que garanticemos la disponibilidad de recursos naturales con suficiencia en cantidad y calidad.

Se ha convertido en un lugar común la previsión de que los futuros conflictos bélicos en el mundo tendrán su origen en la falta de agua saludable para el consumo humano y otros dones de la naturaleza.

Por eso, debemos planificar con miras a que Coahuila no sufra por esos motivos. Estamos muy a tiempo.

Si con el ejemplo de todos fomentamos el amor por nuestra tierra, no tenemos por qué dudar: Coahuila puede ser seguro.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65