×
Gerardo Aguado
Gerardo Aguado
ver +
Gerardo Abraham Aguado Gómez es miembro de Acción Nacional desde 2008. Actualmente es Diputado local en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila. @GerardoAguado

" Comentar Imprimir
08 Junio 2019 03:58:00
¿Será justo?
El transporte público es el medio de movilización de personas, incluyendo todas sus modalidades y tipos de unidad, más usado por las personas en el mundo. De este dependen todos los días miles de personas en cada ciudad, grande, mediana o pequeña, y en las zonas rurales para transportarse a sus empleos, escuelas y otros destinos menos frecuentes como las citas al médico y las visitas familiares.

De origen, los autobuses o “camiones”, como se les llama de manera coloquial, han sido el medio de transporte colectivo más común en todos los lugares del planeta. En países como el nuestro, se clasifica en municipal e intermunicipal, pudiendo comprender también rutas entre municipios de distintos estados, en cuyo caso es interestatal.

El aumento de tarifas al transporte público, si bien obedece a un derecho lógico, legal y comercial que tienen los concesionarios del transporte, es un proceso que debe consideraciones y análisis de las condiciones establecidas en la ley, así como de un correcto estudio de mercado, costos, inflación, aumento de combustibles y demás. La mejor prueba de que existen aumentos injustos y desproporcionados es que podemos apreciar a lo largo y ancho del país que, para municipios iguales en densidad de población, no existen las mismas tarifas, incluso a veces la diferencia es de dos pesos o más de un municipio a otro, de un estado a otro. Otra prueba es que cobran tarifas iguales con unidades totalmente distintas en condiciones y antigüedad, nuevos y viejos cobrando lo mismo.

Estas discrepancias permiten establecer con facilidad que se arrastran vicios, fallas y acciones que no son del todo apegadas a derecho desde hace años o lustros en los incrementos de tarifas, lo que al final resulta en una disparidad total, como las que ya hemos analizado.

Generalmente, cuando se concede un aumento de tarifas de parte de un municipio, se presentan dos situaciones: los concesionarios aducen o alegan el incremento de los combustibles, de los insumos y la inflación. Y el municipio impone condiciones de modernidad en las unidades y en el servicio. Generalmente ambas partes aceptan una y otra condicionante y se llega a un acuerdo; sin embargo, lo más común, es que transcurrido el tiempo, al llegar el nuevo aumento de tarifas, los transportistas no cumplieron con su parte, y vuelven a prometer lo mismo; el ciclo se repite.

Es una demanda social que los concesionarios cumplan con las promesas que hacen al momento de que se les autorizan las nuevas tarifas. Como lo es el que los municipios realicen verdaderos y profesionales estudios de mercado, y de costo-beneficio, comparando las tarifas incluso con las de otros municipios de la entidad o de otros estados, para entender y valorar las diferencias y sus justificaciones.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65