×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
05 Marzo 2020 04:09:00
Sin acero y sin carbón, Coahuila ¿qué cosa es?
Escuchar Nota
Coahuila hoy atraviesa una circunstancia histórica que no se ha ubicado en su justa dimensión: producción (o extracción, según se vea) de carbón mineral bajo mínimos, y la industria del acero paralizada (o intervenida, dicho de otra forma).

Eso significa, en pocas palabras, desempleo y parálisis comercial y de servicios en las regiones Centro y Carbonífera, y afectaciones tangenciales para la región Norte, vinculada económicamente con estas dos. Un desastre.

Salvo el Sureste y La Laguna, áreas que comprenden 10 de los 38 municipios, el resto del estado está bajo asedio. Sin acero y sin carbón, materias primas de jurisdicción federal.

Hoy hace crisis, sin embargo el asunto viene de tiempo atrás. Para dimensionar: desde que la Cuarta Transformación tomó el poder en diciembre de 2018 (aunque, en la praxis, manda desde julio del mismo año) solo ha licitado una remesa de 330 mil toneladas del mineral con las características técnicas de la Cuenca de Sabinas, a través de la Comisión Federal de Electricidad, bajo el nombre Concurso Abierto Internacional CFE-0001-CAAAA-0002-2019.

Lo anterior es importante por una razón: hay una disonancia cognitiva en el mensaje que manda el Gobierno y su actuar. Me explico.

Si en materia energética la política nacional es la soberanía, entendida esta como la producción nacional (de petróleo y electricidad) para consumo doméstico sin necesidad de comprar al exterior, o adquirir cada vez menos hasta lograr un punto de autosuficiencia que actualmente no tenemos, ¿por qué las termoeléctricas de Nava no necesitan carbón mineral entonces en este momento, si en los últimos dos años prácticamente no le han surtido?

El argumento de las “bodegas llenas” para no comprar más producto a la región no se sostiene. Es verdad que durante un periodo hubo mantenimiento a las centrales José López Portillo y Carbón II (las cuales producen alrededor del 10% de la electricidad en México), lo cual supone ralentizar la producción por consecuencia. Pero, ¿y el resto del tiempo?

Cuando más materia prima se requeriría por simple lógica para cumplir los objetivos trazados (producir más energía), se camina en la dirección opuesta. No tiene sentido.

Al mismo tiempo, como afirmó ayer el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no habrá rescate de Ahmsa (Alonso Ancira, su encarcelado presidente del Consejo de Administración, ha sido forzado a vender debido a circunstancias legales y políticas): “nosotros no podemos rescatar empresas; no podemos convertir deudas privadas en deudas públicas”.

Por lo demás, el antecedente más próximo de crisis para la entidad -aunque no es equiparable por completo- data de 2009, durante las administraciones encabezadas por Humberto Moreira y Felipe Calderón en sus ámbitos de competencia, cuando la pandemia de influenza (gripe A H1N1) junto al caos en el sector automotor y bancario, generó la recesión.

Hoy, en comparación, ya no se puede echar mano de la deuda a largo plazo como se hizo entonces, pues el apalancamiento cometido en el pasado lo impide y una nueva legislación fue creada para evitar en la medida de lo posible irresponsabilidades en el gasto público, como la ocurrida en Coahuila en 2010 (utilizando de pretexto, irónicamente, la contracción de la economía mundial).


Cortita y al pie

Justo es señalar también la zona de confort en que se hallaban algunos. Unos, muy cómodos con la proveeduría de Ahmsa exclusivamente, y otros muy acostumbrados al ciclo del carbón. Sin plantearse siquiera nuevos clientes en el caso de quienes venden a la siderúrgica, y actividades diversas en el tema de la minería.



La última y nos vamos

Sí, hoy se requieren medidas urgentes. Aunque también se abre una oportunidad para pensar y proyectar a mediano y largo plazo. Y particularmente diversificar la economía de medio Coahuila: el mayor productor de acero en el país, y quien posee la mayor reserva de carbón en su subsuelo.

Naturalmente se trata de una empresa monumental, y la causa requiere voluntad política y la suma de miles de voluntades individuales. Casi nada, considerando que la entidad no se distingue precisamente por los esfuerzos colectivos.

La coyuntura política requiere visionarios y estadistas en todos los ámbitos. ¿Estamos, pues, a la altura de las circunstancias históricas?



Imprimir
COMENTARIOS