×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
12 Agosto 2008 04:00:00
Extrema generosidad de Galván
En el argot se dice que el que manda no se equivoca.

También que el que manda, manda.

Axioma que se cumple, definitivo, con el cambio del general Sergio Aponte Polito de la Segunda Región Militar, con sede en Mexicali, a la presidencia del Tribunal de Justicia Militar.

Hasta ahí los hechos.

Lo que sobresale, en su estilo personal de ejercer el mando que le confirió el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, es decir, el presidente Felipe Calderón, es la extrema generosidad del general Guillermo Galván Galván.

Porque no puede calificarse de otra manera, una deferencia generosa y muy personal, su presencia en el cambio de mandos militares en dicha región. Con la presencia, supongo que comiendo sapos, del gobernador panista de dicha entidad.

Aponte Polito se va con honores. Con los que se merece. A terminar su carrera militar en una posición de lo más destacada, donde se desempeñará con igual eficiencia.

No lo mandaron a su casa. Para que quedase establecido en el lenguaje civil, la presencia de Galván que, insisto, es excepcional. Doblemente en las circunstancias actuales de muerte, violencia, impunidad.

Viajar hasta Mexicali para estar menos de dos horas implica una intencionalidad cierta.

¿Por qué el cambio de Aponte Polito? Institucionalmente porque es el tiempo de los cambios, porque la rotación de mandos militares se está dando en todo el país.

Sin embargo, habrá que admitirlo, Aponte Polito no es un general desconocido para la población civil. Ni ahora en Baja California ni antes en Sinaloa o en Quintana Roo. Es su estilo, su personalidad y, también, su manera de significar su lucha, su entrega en el combate contra el crimen organizado.

Hubo calumnias, amenazas, confrontaciones con el poder local, aprecio de la ciudadanía, denuncias, un nuevo estilo de combatir la violencia que dio resultados. Como habrá de darlos, definitivo, en otra sensibilidad y distinta expresión pública el nuevo comandante de la Segunda Región Militar.
Aponte había hablado, sí pero también había hecho. ¿Se había vuelto incómodo? Eso lo saben dos personas, únicamente dos personas en este país: Calderón y Galván.

Lo cierto es que el manto protector, me repito, de extrema generosidad del general Galván lo cubrió. Y eso hace huella hacia dentro de las Fuerzas Armadas. Algún día sabremos si se convirtió en una pieza difícil de sostener en el todavía más complicado tablero actual, donde la política y otros intereses se mezclan con el crimen organizado. Con su combate y, también, con su protección.

Los hechos, las denuncias, las realidades de Baja California no se borran en un día. Ahí está la muerte para dar fe de lo que corresponda. Como también queda establecido el mando militar, sereno, sólido, confiable y generoso del general Guillermo Galván… para lo que sigue…
http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5