×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
26 Mayo 2019 04:06:00
Síncope neurocardiogénico
QUERIDOS AMIGOS: ¿qué tal de calorcito?, ya se siente fuerte. Ya los calores se están emparejando con nuestra ciudad vecina de Nuevo León, y ya pedimos sombrita y un refresco con hielitos.

Algunos se preguntarán qué es eso de síncope neurocardiogénico, pues es uno de los llamados síncopes reflejos. Es un trastorno muy frecuente y su diagnóstico es relativamente sencillo si se tiene información y vas con un cardiólogo.

Hasta hace algunos años muchos de estos síncopes se catalogaban como de causa desconocida. El uso de las pruebas ha permitido un estudio más
completo de estos pacientes y, por lo tanto, un tratamiento más adecuado.

Síncope, prueba de inclinación, vasovagal , ortostatismo, neurocardiogénico: el síncope recurrente es un trastorno clínico frecuente, que representa aproximadamente 6% de todas las admisiones hospitalarias, y 3% de las consultas de urgencias. Podemos decir que consiste en la perdida súbita y transitoria de la conciencia y del tono postural. Casi 3% de las personas pueden experimentarlo en algún momento de su vida, aunque hay informes que refieren una hasta 30% en la población de adultos jóvenes, pero también frecuente en los adolescentes.

Esto puede ser causado por varias alteraciones patológicas o por cambios fisiológicos. El síncope vasovagal que lo introdujo en 1932 Lewis, para denominar un cuadro de hipotensión por vasodilatación debida a inhibición simpática y bradicardia (medida por el vago) con compromiso secundario de la irrigación cerebral. Lewis consideró como factores desencadenantes el estrés emocional y el dolor.Te explicaré más sencillo , el síncope vaso vagal como muchos lo conocen, ocurre cuando te desmayas porque el cuerpo reacciona de manera desproporcionada a ciertos desencadenantes como ver sangre o sentir mucha angustia emocional.

También puede llamarse síncope neurocaridogénico. El factor que desencadena este síncope hace que la frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyan abruptamente. Como consecuencia, el flujo sanguíneo al cerebro disminuye y tú pierdes el
conocimiento por un momento.

En general es inofensivo, no requiere tratamiento con fármacos, a menos que haya otros factores agregados, sin embargo puede haber lastimaduras al caer.

El médico puede pedir te que te realices pruebas para descartar otras causas más graves de desmayo, como trastornos cardiacos.

Antes de desmayarte debido a un síncope vasovagal o neurocardiogénico, podrías sentir lo siguiente:

1.- Piel pálida.

2.-Aturdimiento.

3.-Visión del túnel : el campo de la visión se estrecha hasta ver sólo lo que está enfrente.

4.- Náuseas

5.- Sensación de calor.

6.-Sudor frío y húmedo.

7.- Bostezos.

8.- Visión Borrosa.

Durante el episodio del síncope neurocardiogénico o vasovagal los observadores pueden notar:

Movimientos bruscos y anormales.

Pulso lento y débil.

Pupilas dilatadas.

Después de un síncope vasovagal la recuperación puede ser en un minuto o menos, puede variar. Pero es recomendable no levantarte, quedarte unos minutos sentado, pues si te pones de pie, corres el riesgo de volverte a desmayar.

El síncope vasovagal ocurre cuando la parte del sistema nervioso que regula la frecuencia cardíaca y la presión arterial funciona incorrectamente en respuesta a un factor desencadenante, como puede ser ver sangre, a mí me pasa, y a mis hijas también, o cuando las van a inyectar, ni les cuento. También la falta del elemento químico como el sodio, que lo encontramos en la sal marina y el mineral halita.

Y bueno, si te falta sodio puedes presentar este síncope, pero puedes tener una dieta balanceada, el sodio viene en los mariscos, jamón, huevo, carnes, quesos, pasteles, galletas, aceitunas, col, acelgas, espinacas, apio, berros, pepinillos, aguas gasificadas.

Te recomiendo consultar con una nutrióloga. Pero así en corto son estos tips que te pueden ayudar.

La frecuencia cardiaca disminuye y los vasos sanguíneos de las piernas se dilatan. Esto puede hacer que se acumule sangre en las piernas, lo que hace que disminuya la presión arterial.

Una presión arterial más baja en combinación con una frecuencia cardiaca más lenta reduce rápidamente el flujo de sangre hacia el cerebro y, en consecuencia, te desmayas. En ocasiones no tiene un factor desencadenante específico; no obstante algunos desencadenantes más frecuentes son:

1.- Estar de pie duran te tiempo prolongado, o no precisamente, a mis hijas les pasa en ocasiones de estar pocos minutos, y hay que sentarse para que no les dé el síncope. Recuerdo que yo me tenía que sentar en misa o cuando estábamos en el salón de actos en el colegio, estábamos un buen rato de pie, me mareaba, y tenía que irme a sentar, algunas compañeras recuerdo, si daban el chanclazo como decíamos antes.

2.- Estar expuestos a una fuente de calor.

3.- Ver sangre.

4.- Someterse a una extracción de sangre.

5.- Tener miedo a sufrir una lesión.

6.- Hacer es fuerzo, por ejemplo en una evacuación intestinal, puedes desmayarte en el baño, o por una micción, sobre todo en la primera al levantarte.

El desmayo puede venir de una afectación diferente, y puede ser más serio o hasta grave, como un trastorno cardíaco o cerebral, te recomiendo siempre acudir con un médico especialista, y no automedicarte.

Y si resultara que tienes este Síncope, después de hacerte estudios médicos, como la mesa inclinada, y sale positivo, tranquilo (a), que aprenderás a conocerte, y cuidarte tu mismo (a), ya que afortunadamente si tienes disciplina en tu rutina diaria, es decir, buena alimentación a sus horas, tener snacks a la mano, que te den energía, buena hidratación, y asistir a terapia, ya que viene mucho este síncope relacionado con las emociones, algunos le llaman síncope emocional de hecho.

Todo síntoma tiene una raíz, sí encontramos la raíz encontramos la solución, siempre y cuando tú quieras estar sano de cuerpo, alma y mente. De hecho hay grupos en redes sociales que tienen este padecimiento, pero primero ve al médico y sigue las instrucciones al pie de la letra. Así vivirás muy tranquilo y seguro.

Esta afectación está muy relacionada con el estrés emocional, así que acudan a terapia y verán que buen resultado les da.

Un abrazo fraterno, hasta la próxima su amiga Verónica, Diosito por delante.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65