×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
12 Febrero 2020 04:05:00
Solo ellos ganan: chiquillada
Escuchar Nota
Hay veces que las cosas se tienen que decir de una sola manera, es decir, directo y a la yugular. En México la democracia sale muy caro a todos los contribuyentes, y no solo para el destino de los recursos a la operatividad del Instituto Electoral Nacional, sino sobre todo a los partidos políticos del país.

Para la mayoría de la población que desconoce lo siguiente, es bueno que tengan el conocimiento que todos los partidos políticos del país reciben un extraordinario dinero en sus arcas que viene del dinero de todos los mexicanos, es decir, nada viene gratis y por eso el interés de la creación de nuevos partidos políticos que con solo reunir el porcentaje mínimo de votantes o dentro de la militancia política pueden hacerse acreedores de estos recursos federales.

Aquellos nuevos partidos políticos son generalmente conocidos como la “chiquillada”, porque son aquellos que son creados localmente. Solo por mencionar uno de ellos en Coahuila, están partidos de la Revolución Coahuilense, Campesino Popular, Unidos, UDC, y también se les considera “chiquillada” aquellos partidos que representan una minoría de votantes en alguna entidad federativa.

En Coahuila, aunque tanto el Partido de la Revolución Coahuilense, Campesino Popular y Unidos, son de los más recientes, a diferencia de la UDC que considerado como el primero en formase como un partido local, fundado en el año de 1985 por el coahuilense Evaristo Pérez Arreola (QEPD).

Todos estos partidos políticos, incluyendo aquellos que tienen la mayoría del país, y reconocimiento nacional reciben recurso federal proveniente de todos los contribuyentes del país.

Hace cuatro años atrás la Suprema Corte de Justicia de la Nación, había dictaminado un recorte de dinero federal, a todos esos partidos conocidos entre el agort político como la “chiquillada”. Obviamente este dinero que dejarían de recibir fue muy significativo que causó la molestia de muchos de ellos queriéndose amparar contra lo resolutivo de la SCJN en donde la mayoría de ellos nunca prosperó y otros siguen en veremos.

Solo para que se tenga una idea en tan solo el año anterior, algunos de los partidos políticos en Coahuila, recibió más de 114 millones de pesos, en la cual, redondeando cifras, el PAN, recibió un poco más de 38 millones 300 mil, lo mismo con el PRI más de 43 millones 700 mil, Unidad Democrática de Coahuila, más de 12 millones 500 mil, y Morena más de 19 millones 500 mil pesos. La democracia cuesta mucho.

Al menos en lo personal no tengo ningún inconveniente tanto con el partido PRI, PAN y Morena, siendo estos mucho más conocidos, pero sobre todo su filosofía social, intenciones y causas de lucha, aunque este último lo estamos conociendo todos los mexicanos que fue una mala decisión el haber hecho un voto de castigo, pues como va pasando el tiempo ya se tiene una idea de la “justificación social” con el gobierno federal.

Sin embargo, aquellos conocidos como la “chiquillada”, en varias ocasiones he visto que tanto sus líderes, así como sus militantes en Coahuila, que se benefician, de estos ingresos federales, pero pasando los tiempos electorales solo se hacen ojo de hormiga, siendo insignificante o al menos no se da conocer en los medios de comunicación en qué sacan de provecho los coahuilenses que favorecen a la “chiquillada”.

Y aunque no puedo afirmar de todos, pero sí de una mayoría muchos de ellos cuando los he cuestionado siempre existen evasivas en sus respuestas o se salen por la tangente al grado de que ni ellos mismos están convencidos de lo que dicen.

Ante ello, solo hace pensar que solamente existen por estas canonjías que reciben por el Instituto Electoral de Coahuila, por solo mantener un registro, pero sin que se refleje la lucha social, es decir, solamente ellos ganan y no los coahuilenses. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS