×
Confesionario
Confesionario
ver +

" Comentar Imprimir
27 Abril 2019 04:10:00
Son 6 a favor nada más… y seis en contra
Cuéntale bien Orlando (Aguilera)…

Son 6 a favor nada más… y seis en contra. Son tres abstenciones.

Florencio Siller no batalló, después de contar cuando menos en tres ocasiones, estaban empatados.

El alcalde de Frontera echó mano del voto de calidad.

Siller levantó la mano, dijo aprobado, tomó sus cosas y se retiró enojado de la sala de Cabildo.

El edil y su secretario del Ayuntamiento perdieron el control, hasta los regidores de su partido prefieren marcar distancia.

En sesión de Cabildo revisaron el primer trimestre de la cuenta pública que por poco y pierde Florencio.

Ya no tienen el control de Juanita Gaytán, Diana Cortinas y Estefanía Rodríguez.

El barco se le está hundiendo al alcalde de Frontera.

Raúl Guerrero y Sandra de Luna, del PAN y PRD respectivamente, prefirieron no asistir a la junta de Cabildo.

Seguramente el voto de Guerrero hubiera sido a favor y con eso le hubiera puesto el último clavo a su ataúd político.

El regidor que no es panista pero llegó por el PAN al cabildo, ha sido criticado por su entreguismo con el alcalde Florencio Siller.

Ayer prefirió marcar distancia como lo hizo Sandra de Luna que también le fue bajando de nivel, dejó de ser una aguerrida opositora al sistema.

Pues nada que Humberto Moreira ya tiene partido político.

En el papel no lo dirige el ex gobernador y aparece su hijo Rubén Humberto como el dirigente estatal del Partido Unidos.

Así de rompe y rasga Humberto ya fue candidateado para una diputación local.

Los que saben del tema ven un nuevo fracaso del ex gobernador, similar al pasado cuando lo postuló el Partido Joven.

El dirigente espurio del PAN, Jesús de León Tello acusó que impugnarán el registro del Partido Unidos.

Y es que el organismo de Humberto Moreira, el hijo, tiene su representación, la mayoría, sólo en Torreón y Saltillo.

Hasta donde se sabe no tiene militantes en Monclova y Piedras Negras.

De ahí pues que De León Tello va contra el Partido Unidos y el de Abundio Ramírez, ex del PRD y ahora líder del Partido Revolución Coahuilense.

La regidora Delfina Villa se envuelve en sus propias mentiras y enredos.

Ya hasta la gente de su mismo partido, los de Morena, le están sacando la vuelta.

La edil se está echando en contra a mucha gente y algunos los acusa de traidores porque ya no le siguen el juego.

Doña Delfina dio de alta en la nómina municipal a cuando menos tres personas, todas de Morena.

Ahora que ya no le están siguiendo el juego, la regidora está buscando la manera de que las den de baja.

El asunto es que la morenista no explica los motivos por los que pide el cese de los empleados.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65