×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
17 Noviembre 2014 04:00:37
También por omisión se peca
Por: Guillermo E. Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Estamos totalmente fuera de foco si asumimos que el problema más severo por el que atraviesa el país está relacionado con la inseguridad, la violencia y la corrupción. En la parte económica también se empiezan a encender focos amarillos de alerta.

El viernes pasado la mezcla mexicana de petróleo cerró su cotización en 70.60 dólares, por debajo de los 79 dólares estimados por el Congreso de la Unión en la Ley de Ingresos de la Federación 2015. En lo que va del año, los precios se han desplomado un 22 por ciento.

Ciertamente, como lo comentó el Secretario de Hacienda, ya se cuenta con la cobertura que garantiza los ingresos si los precios caen por debajo de los 70 dólares. Pero el problema de fondo no es solamente si contaremos con esos recursos o no, sino la terquedad que prevalece en la actual administración para no implementar una solución de fondo.

Si los funcionarios de Hacienda piensan en que no habrá ningún problema si se siguen contratando coberturas, aunque la cotización siga hundiéndose, entonces no están tomando en cuenta que a medida en que se profundice la caída en los precios del crudo, el costo de las coberturas aumentará considerablemente.

No es culpa ni de Peña Nieto ni de Videgaray que el mercado mundial este sobreofertado con la producción de los países árabes, ni que Estados Unidos esté pasando a ser un productor importante de crudo, capaz de abastecer su voraz demanda de energéticos.

Tampoco es culpa del Presidente ni de su secretario de Hacienda que China esté entrando en una etapa de desaceleración económica, que la lleva a consumir menos energéticos, provocando que la demanda mundial de petróleo se reduzca y con ello los precios.

De lo que sí se les atribuye culpa es de empeñarse en no querer impulsar una reforma fiscal de fondo, seria, integral y no una caricatura de ésta, como la que se aprobó el año anterior y se aplica en este 2014.

Se trata de reducir la dependencia de las finanzas públicas del petróleo. Se trata de encontrar la manera de obtener una mayor recaudación que nos haga menos vulnerables al mercado petrolero mundial. Se trata pues, y hay que decirlo con todas sus letras, de aplicar el IVA a alimentos y medicinas.

El tétrico escenario que podría surgir es uno donde se conjuguen una baja prolongada en el precio de petróleo con la actual caída en la producción de crudo nacional. Si ante ello el Gobierno federal se empeña en no reaccionar, le sería muy tentador acudir a la opción de la deuda para compensar la caída en los ingresos petroleros. Esa película ya la vimos hace 32 años y tuvo un espantoso desenlace para todos los mexicanos.

Siempre vivimos atenidos a la abundancia petrolera y a los precios altos, y por no actuar en tiempo y forma el destino ya nos alcanzó. La reforma fiscal es urgente. También por omisión se peca.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5