0 1 2 3
×
4
Rafael Flores Ramos
Rafael Flores Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
29 Junio 2012 03:00:03
Temporada del 46 en la Plaza México
Escuchar Nota
El embudo de la colonia Nochebuena olía todavía a nuevo cuando, en 1946, se celebra la primera novillada en la monumental Plaza México, empresa que recién inaugurada apostó por las jóvenes promesas de aquel entonces, dio nada menos que “40 novilladas”, entre los meses de mayo y noviembre, dato que se constata a nostalgia, claro, eran otros tiempos y con ellos otras circunstancias diferentes a las que prevalecen hoy en día, aunque con algunas coincidencias entre sí, de que en aquellos tiempos, concretamente en aquel año de 1946, empezaba a gobernar don Miguel Alemán Valdés.

“El Cachorro de la Revolución”, y hoy, a 66 años, otro ”cachorro” procedente de la misma ganadería “pricolor” Miguel Alemán Magnani, lo que sería de beneplácito de la afición capitalina y de México, que aun con dicha coincidencia, como es el hecho de que el nieto del presidente Alemán es uno de los socios principales de la empresa operadora de dicho inmueble taurino, pero no hay coincidencias, es el hecho de que en aquel tiempo la baraja novilleril era muy extensa, en comparación con la falta de futuras figuras que hoy impera, y que podría ser la causa de que el próximo serial de novilladas que está anunciado para el próximo 8 de julio, pueda empezar con tropezones, por lo que la empresa empezó a llamar a novilleros que quieran debutar en la temporada y así poder completar los 12 festejos que está obligada a dar y que las autoridades les den autorización para dar la Temporada Grande.

Previo canje y venta del derecho de apartado, que al parecer es con lo que los arrendatarios le pagan la renta al dueño del inmueble, y como pintan las cosas de lo que podría ser la temporada chica, la empresa la tendría que hacer como una inversión y ante esto hay que reconocer que en la actualidad son tiempos muy distintos a los de 1946, cuando en el elenco novilleril aparecieron nombres como Anselmo Liceaga, Pepe Luis Vázquez, que en la tarde de su presentación cortó un rabo, junto con Isidoro Morales, Félix Briones, Nacho Pérez (hermano de Silverio), Fernando López “El Torero de Canela”, el mártir ”Joselillo”, Rafael Osorno, Rafael Gil “Rafaelillo” –cuya personalidad torera queda inmortalizada en la novela “Más Cornadas da el Hambre”–, Saúl Guaso, el primer torero en ser televisado en la historia de la Plaza México, los cuales no la tenían comodita, pues se desgarraban sus carnes en el ruedo, que una vez doctorados tenían que enfrentar a figuras que torearon esa temporada en la “Monumental de Insurgentes”, como el “Soldado”, ”Manolete”, Luis Procuna, Silverio Pérez, “Cagancho”, “Armillita”, Domingo Ortega, Fermín Rivera, Lorenzo Garza, “El Calesero”, cuando las novilladas se firmaban en el “Tupinamba”, rematando en la “Casa de la Bandida”, y Agustín Lara les escribía un paso doble, ojalá volvieran aquellos tiempos.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22