0 1 2 3
×
4
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
29 Octubre 2014 02:00:39
Terroríficamente aburrida
Escuchar Nota
Hay cintas que en ocasiones se convierten en un ícono de alguna generación que quedó marcada por su historia, sus personajes o incluso por el soundtrack.

Así como en su tiempo fue “The Exorcist”, que en los 70 puso los pelos de punta a millones, “The Shining” a principios de la siguiente década y “The Blair Witch Project” en los 90, hace un año “The Conjuring” hizo lo propio con los nervios de los cinéfilos, quienes en su mayoría consideraron ésta como una de las mejores películas de terror de los últimos años.

Definitivamente fue un gran acierto por parte del director James Wan la manera en que llevó la historia a la pantalla grande y que deja claro por qué es uno de los realizadores más reconocidos en la actualidad en este género.

Pero como no falta el que quiera sacar jugo de la naranja exprimida, a John R. Leonetti se le ocurrió la pésima idea de hacer “Annabelle”, segunda parte de esta historia, que es en realidad una precuela que platica cómo fue que la conocida muñeca guarda en su interior a un alma endemoniada.

Resulta ser una cinta de mediana manufactura en cuanto al argumento y la manera en que, con calzador, se entrelaza con la película original.

Se generó tanta expectativa en torno al estreno de esta producción que probablemente esto haya sido parte del motivo por el que no ha cumplido con las expectativas de quienes han asistido a las salas de cine en todo el mundo.

En cuanto al departamento de música se refiere, fue Joseph Bishara quien elaboró la banda sonora que principalmente está compuesta por ruidos y sonidos estresantes, que más que un soundtrack parece el soundcheck de un cuarteto de cámara en el que sus integrantes están muy molestos con sus instrumentos y hacen lo posible por romper las cuerdas de sus cellos y violines durante casi dos horas.

En “Annabelle” se conceptualizó a una muñeca con la sonrisa de The Joker, vestida y peinada como la India María y polvosa como la Chupitos para ser el personaje terrorífico del momento, a diferencia de su símil en la vida real que se trata de una de las famosas Raggedy Ann, juguete popular entre las niñas gringas desde 1918.

Ojalá llegue el momento en que las propuestas del género de terror se basen en un buen argumento, en lugar de dejar todo el paquete a la parte visual que casi siempre termina siendo aburrida y trillada.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22