×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
21 Marzo 2020 04:01:00
Terrorismo médico
Escuchar Nota
En la medicina actual, dominada por el lucro y la codicia, Ignacio Espinoza incomoda a muchos de sus colegas y a las instituciones públicas y privadas debido a su manera de pensar y actuar. Su apego al juramento hipocrático le ha causado no pocos problemas. Espacio 4 publica en su nuevo número una entrevista de Gerardo Moyano con el médico veracruzano, colaborador de este bisemanario, a propósito del coronavirus. Ofrezco algunas de sus respuestas.

La OMS declara pandemia. ¿Es o no es?...

Si la misma OMS define a una epidemia cuando se enferma del 5 a 10% de un grupo social, delimitado geográficamente, y pandemia cuando se enferma más del 10%, parece obvio afirmar que no hay ni epidemia, mucho menos pandemia. Más bien se trata de uno o varios brotes regionales y estacionales, si se quiere. Esto pasa con cualquier enfermedad de las ya conocidas y muy rara vez con una nueva enfermedad. Y el coronavirus no es nuevo, aunque actualmente se trata dizque de una nueva cepa viral, fenómeno que ocurre en la naturaleza biológica y social en forma constante.

La misma naturaleza se encarga de mantener el equilibrio entre los seres biológicos -sociales con el ambiente, y en ocasiones se dificulta mantener ese equilibrio y se manifiesta en crisis biológicas -enfermedades- y sociales, económicas y políticas.

De lo anterior se puede deducir que un brote de una enfermedad –llámese coronavirus, ébola o sarampión– se puede minimizar o magnificar, según las tendencias económicas y políticas de las autoridades gubernamentales y del sector salud de una localidad, de un país, de un continente o de todo el planeta.

Los medios para obtener ciertos fines son variables. En medicina se utiliza el terrorismo médico para persuadir -que es diferente a convencer- a un paciente de hacer un tratamiento con la amenaza de que si no cumple se muere. El paciente cumple aunque la amenaza no tenga fundamento alguno. Y en esto va implícito el objetivo de quien persuade: ganar dinero (lo más frecuente), votos, credibilidad, protagonismo, aumentar el capital político, o todos los anteriores.

¿Qué le parece hasta ahora la información brindada por el Gobierno de México?

Por parte del Gobierno, la información proporcionada ha cumplido, hasta el momento, con la regla de oro de la información: veraz, objetiva e imparcial.

Pareciera que en México estamos viviendo lo que ha vivido Europa hace una o dos semanas, cuando todo era incertidumbre y chistes. Según profesionales de la salud, no se actuó como se debería para evitar el alto grado de contagio...

Con todo respeto para las diversas opiniones: las fuerzas de la naturaleza son invencibles. Se pueden contener, modificar o transformar con nuestras acciones sociales por un tiempo o en grados o fases. Las enfermedades y las infecciones son el ejemplo más frecuente para sostener lo anterior, pues son de origen multifactorial: tienen causas biológicas, sociales, históricas, geográficas y también propias del sistema económico vigente.

Las medidas generales recomendadas por la OMS no son extraordinarias ni novedosas, son medidas ampliamente difundidas, pero insisto, son las condiciones históricas de cada país o grupo social las que inciden en la prevención o avance de una enfermedad. Todas estas condiciones son diferentes de país a país, de región a región. Cumplir con las reglas teóricas de prevención no necesariamente garantiza el éxito. Es responsabilidad social aplicarlas.

(Texto completo en: http://www.espacio4.com)
Imprimir
COMENTARIOS