×
Dr. Paul G. Donohue
Dr. Paul G. Donohue
ver +
El Dr. Donohue lamenta que no está en condiciones de responder a todas las cartas que le envían, pero trata de incorporar en su columna las que le son posible. Los lectores pueden escribirle a PO Box 536475, Orlando, FL 32853-6475.

" Comentar Imprimir
10 Mayo 2011 04:00:13
Tez rosada no siempre es un signo de salud
DR. DONOHUE: Soy una mujer de 52 años, y tengo una coloración roja en la nariz y las mejillas y un poco en la barbilla. También se ven vasos diminutos en los mismos lugares. ¿Hay un tratamiento tópico para esto?. J.K.

RESPUESTA:
Por su descripción, apostaría que la rosácea es su problema. Es una aflicción común de la piel que aparece con el paso de los años. Más de 14 millones de norteamericanos la tienen. Las mejillas, la punta de la nariz, barbilla y frente –ya sea una o más o todas– se ponen rojas. Diminutos vasos sanguíneos que se parecen mucho a una telaraña aparecen en la piel roja. Ahí también pueden surgir las pápulas parecidas al acné.

La causa no ha sido descubierta, pero hay muchas teorías trabajando sobre cómo se desarrolla. Una dice que un ácaro de la piel con el nombre demodex es responsable.

Las bebidas calientes, alimentos picantes, alcohol y la luz del sol empeoran la rosácea. Mantener su distancia de esos irritantes puede ayudarle a obtener el control sobre la condición.

Un hecho poco apreciado acerca de la rosácea es que los ojos pueden estar implicados junto con la piel. Los ojos se miran inyectados de sangre y parece como que les han arrojado arena.

El grado de implicación de la piel y los ojos dicta el mejor tratamiento. Para la piel, una crema nueva, Finacea, está probando lo que vale. El Metrogel ha sido un auxiliar fiel. Los antibióticos doxiciclina y metronidazol son usados cuando la erupción es más grave.

Vea al doctor familiar, quien puede mirar su piel y darle la última palabra sobre el diagnóstico y el tratamiento. Asegúrese de decirle al doctor si sus ojos están implicados para que le receten la medicina apropiada.

DR. DONOHUE:
Soy un hombre de 76 años. Cuando estuve hospitalizado hace unos cuantos meses, desarrollé un caso de diarrea que eventualmente fue diagnosticado como clostridio difícil. Podría haber sido el resultado de tomar el antibiótico Levaquin.

Me recetaron vancomicina por 10 días. Una semana después de terminarme la vancomicina, tuve una recaída y tuve que repetir el tratamiento por otros 10 días. Ahora estoy en mi tercera serie de 10 días de esa medicina. Le agradecería cualquier información sobre esta infección y cualquier palabra de aliento o tratamientos alternativos. G.C.

RESPUESTA:
Su diarrea es colitis seudomembranosa. Debido a que sigue a la terapia de antibióticos, también es llamada colitis asociada a los antibióticos. Casi cualquier antibiótico puede ser la causa.

Tomar un antibiótico para una infección mata los gérmenes que causan la infección. También puede matar las bacterias inofensivas que viven en el colon y que viven ahí sin peligro para el anfitrión. Cuando esas bacterias inofensivas son muertas, los pocos gérmenes del clostridio difícil que están presentes se multiplican y se convierten en la población bacterial predominante. El germen difícil hace una toxina (un veneno) que resulta en calambres abdominales y diarrea.

Algunas veces simplemente suspender el antibiótico puede restablecer la ecología bacterial normal del colon, y la diarrea se quita.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5