×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
08 Diciembre 2018 04:00:00
Tiempos de cambio
Todos los días se escucha decir que, a partir del 1 de diciembre, en México se acabaría la corrupción por una sencilla razón: Los corruptos no tendrían cabida en el nuevo gobierno. Esa y otras frases se siguen escuchando a pesar de que, quien ganó en las pasadas elecciones en nuestro país, por abrumadora mayoría, es ya un gobernante, no un candidato.

Es tiempo ya de gobernar con proyectos y planes reales no a capricho de nadie. Es tiempo de trabajar unidos por un país, el nuestro, para hacerlo más próspero y con oportunidades para todos. Quienes realmente estén preparados llamarlos a ocupar cargos; quienes ya estuvieron y hayan dado resultados, llamarlos a formar parte de la llamada cuarta transformación, no nada más porque anduvo alborotando en campaña o acarreando gente a las casillas.

¿Tiempos de cambio? Como propósito es muy bueno, lamentablemente el verdadero cambio, el que México necesita con urgencia, no se va a dar por decreto. Al menos no, con lo que se está viendo.

El verdadero cambio está en las actitudes de cada uno de nosotros, tanto de funcionarios como ciudadanos.

No basta ensalzar la figura de un personaje solo porque le cae bien a la gente por populachero, por supuesto que no. Los cambios no se pueden hacer de la noche a la mañana como se pretende hacer creer.

No pocos ciudadanos creyeron ciegamente que el cambio ya había llegado No podemos afirmar tal cosa si se está rodeando de más de lo mismo. Y eso se llama corrupción, la misma que tanto se ha criticado polarizando a la sociedad.

La corrupción tiene un aliado cuyo nombre es: Impunidad. Ha sido el binomio perfecto, destructor, que ha permeado las instituciones y dañado el ambiente político y social.

Mientras exoneren a los corruptos, podríamos asegurar que continuarán las prácticas deshonestas.

No vamos muy lejos; el bono que recibirán los legisladores. Ante esa situación, todos permanecieron calladitos esperando su regalo navideño. La filtración a los medios de la cantidad que recibirán los “representantes” del pueblo, ha molestado a quienes sí son capaces de razonar y de ver que cuando hay beneficios para cierto grupo privilegiado, todos se apoyan.

Cualquier trabajador, debe trabajar todo un año y esperar diciembre para disfrutar -si se le puede llamar así a la remuneración que recibe- de su aguinaldo, que dicho sea de paso, no alcanza para cena y regalos.

Si por algún motivo no trabajó el año completo, tiene derecho a la parte proporcional de ese beneficio, es decir, su aguinaldo.

Muy distinto, los legisladores, quienes se asignan la cantidad que dicen merecer la cual, por supuesto, es aprobada por mayoría. Ahí sí, no hay colores ni ideologías.

¿Cuál cambio? ¿Realmente nos creen tontos? El poder se quiere para beneficiarse en algún momento, no precisamente para servir. ¿Hay gente buena y honesta? ¡Sí la hay! Honesta y trabajadora. Desafortunadamente no siempre continúa en los cargos o no es llamada a colaborar.

Por eso estamos como estamos. No basta pronunciar discursos hablando de honestidad para darse baños de pureza, NO. La corrupción se atacará con acciones concretas no favoreciendo las prácticas con un “borrón y cuenta nueva”.

Son tiempos de cambio, sí. Es la oportunidad que todos tenemos para lograr el México que queremos, que anhelamos.
Es el tiempo de lograr un verdadero cambio de conductas, de actitudes. Recuperar nuestros valores, nuestros principios. Sacar a flote nuestro amor por México.
Estamos en el mismo barco y tenemos el deber de trabajar por nuestro país, sin importar colores partidistas.


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)6
Imprimir
COMENTARIOS


7

  • 9 0
  • 8
2
4 5
6 7 8 9 0 70 71 72 73 74 75