×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
25 Noviembre 2018 04:05:00
Tipos de relaciones de pareja con esculturas corporales
QUERIDOS AMIGOS: El tema de hoy es sumamente importante e interesante, pues engloba las formas de llevar nuestra relación de pareja. Las relaciones entre dos individuos es muy compleja, y más cuando uno mismo no se ha llegado a conocer del todo, la verdad es que es difícil llegar a conocernos nosotros mismos, es una tarea diaria el conocimiento de sí mismo, así que conocer a nuestra pareja, ahí les encargo, difícil tarea, ¿no creen? Sin embargo, aquí les comparto algunos tipos de relaciones de pareja, para que identifiquen cómo es la suya con el fin de ser más equitativos y equilibrados, ya que si un par de bueyes jalan pareja la carreta, llegarán probablemente a su destino. Si uno no jala, pues será difícil llegar porque se le deja la carga a uno solo, y aquí se trata de “jalar parejo”, ¿no creen ustedes, mis queridos lectores?

LA RELACIÓN DE DEPENDENCIA TIPO A. En este tipo de relación las dos personas se apoyan la una en la otra, pues no han aprendido a ser personas completas por sí mismas (pararse solas). La dependencia de la otra persona para funcionar puede ser útil y sentirse bien en ocasiones, pero es muy restrictiva; cuando uno de los dos quiere cambiar y crecer, molesta e incomoda al otro. Trata de expresar en palabras algunos de los sentimientos que experimentaste al asumir esta posición.

LA RELACIÓN SOFOCANTE. El tipo de relación “sofocante” es muy común entre adolescentes, el tipo de expresiones que caracterizan estas relaciones es “no puedo vivir sin ti”, “quiero pasar el resto de mi vida contigo”, “voy a dedicarme completamente a hacerte feliz”, “se siente tan bien estar cerca de ti”, “eres mi vida, eres mi todo” … Muchas relaciones amorosas empiezan por ser una relación sofocante. Después pueden evolucionar y cambiar a otro tipo de escultura corporal, pues no hay mucho espacio para que las partes crezcan en este tipo de relaciones sofocantes. La cercanía emocional de la relación sofocante puede sentirse bien por un rato, pero tarde o temprano te sentirás sofocado y atrapado.

LA RELACIÓN DE PEDESTAL. Se caracteriza cuando uno de sus miembros sube a su pareja a un pedestal, idealizándola y adorándola, diciendo “te amo, no por quien eres, sino por quien creo que eres. Te tengo idealizado(a) y quiero que estés a la altura de esa imagen ideal”. Es sumamente difícil y desgastante estar arriba en el pedestal, porque la otra persona tiene muchas expectativas formadas. Como en todas estas relaciones, hay problemas de comunicación, pues estás enamorado de una imagen idealizada, estás viendo hacia arriba y tratando de comunicarte con la imagen en vez de hacerlo con la persona que realmente es. Es muy común, en este tipo de relaciones, que exista mucha distancia emocional entre las partes.

RELACIÓN DE AMO-ESCLAVO. “Soy cabeza de esta familia”, “soy quien asume la responsabilidad”, “soy quien toma las decisiones”… cabe aclarar que no es necesariamente el hombre quien asume el papel de cabeza o jefe. Hay muchas mujeres que sumen la responsabilidad y toman las decisiones. En muchas relaciones, un miembro de la pareja es de personalidad y carácter más fuerte que el otro. Esto está bien, en tanto que la relación no se torne rígida y haya flexibilidad. Cuando una persona toma todas las decisiones, es común que surja distancia emocional y la desigualdad en la relación. La rigidez en la relación consume mucha energía emocional, manteniendo a una persona como el amo y a la otra como esclavo. Regularmente existen luchas de poder en la pareja, mismas que complican la comunicación e intimidad en la relación.

RELACIÓN DE CASA DE ASISTENCIA. Esta pareja está unida de los codos, es decir, por un contrato de matrimonio u otro acuerdo similar. Existe poca comunicación entre ellos, comúnmente la pareja ve la televisión mientras come, y el resto de la tarde están separados; es difícil esta comunicación, es una relación sin amor en la medida que no hay muestras de amor entre las partes. Una vez más, cuando asumes esta posición, nota que cuando una de las partes avanza, cambia, crece, madura, la otra se encuentra atada a ese crecimiento; esto la hace una relación muy restrictiva.

RELACIÓN DE MÁRTIR. Uno de la pareja se entrega al 100, se consagra a tratar de servir y satisfacer a su pareja, en lugar de tomar tiempo para él o ella, según sea el caso. La posición de mártir tiene mucho control, cuando la persona que está abajo se mueve, la pareja que está con el pie arriba de ella, pierde el equilibrio. Este tipo de pareja es muy difícil, es imposible expresar tus sentimientos de ira y expresar lo que realmente quieres o necesitas; muchos tuvimos padres mártires.

RELACIÓN SANA Y AMOROSA (idea l). Esta pareja la integran seres completos que han encontrado su felicidad en su interior. Son dos personas que se saben parar derechos, en sus propios pies, sin necesidad de apoyarse ni enredarse con su pareja, tienen vida propia en abundancia para compartirla con su pareja. Estos dos eligen convivir juntos en lugar de tener que estar juntos. Pueden estar cerca emocionalmente, sin adoptar la posición sofocante de estar juntos todo el tiempo, pueden caminar de la mano en diversas actividades, incluyendo educar a sus hijos. Pueden también separarse y tener sus propias carreras profesionales, vidas y amigos. Eligen estar juntos resultado del amor que comparten, en lugar de tener o necesitar esta juntos para tratar de satisfacer alguna necesidad emocional; la sana relación amorosa es una relación que brinda a ambas personas el espacio necesario para crecer y ser ellos mismos, sin chantajes emocionales de ningún tipo.

Trata de imaginar y ensayar estas esculturas corporales de los diferentes tipos de relaciones que comenta Virginal Satir, gran terapeuta sistémica, y dibujarlos para ver cuál es la tuya y cómo te sientes al respecto. Puedes ver cómo fue tu relación anterior, puedes escribirlo o hablarlo. ¿Cuál de esas esculturas representa mejor tu presente o última relación amorosa? ¿Cuáles fueron tus sensaciones respecto de la sana relación amorosa? ¿Cuál decides tener?

Háblalo con tu pareja, las otras podrían ser antinaturales, aunque muy comunes. Muchas personas han expresado que su última relación amorosa pasó por todas las estructuras corporales que representan relaciones malsanas. Espero ayude a que si te encuentras en esta última, puedas trabajar junto con tu pareja para llevar una sana relación. Y recuerden que estoy a sus órdenes y me encantará acompañarlos en sus procesos en terapia.

“Dios es mi fortaleza y en Él confío”. Has ta la próxima amigos , reciban un abrazo fraterno y bendiciones. Su amiga y terapeuta Verónica, Diosito por delante.

Consultas
Previa cita
(844) 227 7066
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5