×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
30 Mayo 2019 04:07:00
¿Todos somos AHMSA?
Como Humberto Moreira o “El Mono” Muñoz en su día, Alonso Ancira, presidente del Consejo Administrativo de Altos Hornos de México, también fue arrestado en España.

En una sociedad agraviada, donde la justicia es un bien de consumo inalcanzable para la mayoría, a la opinión pública da gusto –y no es que la desgracia ajena deba darlo– que hombres otrora poderosos caigan en los mismos calabozos que se suponen reservados para la plebe. Por eso la detención del empresario afincado en Monclova representa una de las pocas ocasiones en que se reconcilia la realidad con el estado de derecho. Máxime si se trata de un Sultán. Un Jeque. Sin embargo la clase política del estado no lo asimila de la misma manera.

Quienes anteriormente le servían de cabilderos, enarbolaban la bandera del acero, defendían los aranceles, peleaban por ser el primero en subir a tribuna, proponer un punto de acuerdo favorable a sus intereses o pedían su bendición (particularmente durante las campañas electorales), han impulsado una defensa pública de la empresa, y soterrada del empresario. Lo anterior no sería nada extraño de no ser porque dicho respaldo se basa en un par de premisas escandalosas: no importa que la fuente de empleo sea demostradamente corrupta, mientras haya fuente de empleo. No importa que roben, mientras salpiquen.Esa valoración dice mucho de quienes la usan como argumento. Los retrata de cuerpo entero. Como si defendieran la tesis de José López Portillo (“la corrupción somos todos”). El Ayuntamiento de Monclova, por ejemplo, mandó instalar ayer lonas en el “Rallador de Queso” para demostrar su apoyo a la empresa bajo el hashtag #TodosSomosAHMSA. Para hoy convocó a una marcha de ‘apoyo’.

Ahora bien, probablemente usted ha escuchado múltiples ángulos de la información: implicaciones, antecedentes, o hasta datos de color como que Alonso Ancira trató de levantar de nuevo su aeronave al verse acorralado, ya en tierra, luego de concluir el trayecto Toluca-Nueva York-Palma de Mallorca.

El 20 de agosto de 2018, no obstante, la agencia Reuters publicó una nota que pasó desapercibida. A partir de un informe de la Auditoría Superior de la Federación, analizó los viajes en helicóptero que realizó Emilio Lozoya, siendo director de Pemex, y descubrió que hizo 54 aterrizajes en las oficinas de Grupo Acerero del Norte, en la Ciudad de México.

Si bien el vocero de AHMSA explicó que sólo se utilizó su helipuerto por cercanía y cuestiones logísticas, pero no necesariamente visitó la siderúrgica, el hallazgo habla de la cercanía entre ambas empresas.



Cortita y al pie

A partir de ahora, aquello se volvió una ensaimada de Mallorca. Ese pan enroscado, con un relleno incierto. Un asunto complejo, entreverado. Mientras Napoleón Gómez Urrutia pide al Gobierno federal intervenir en AHMSA, Armando Guadiana pide al mismo Gobierno descongelen las cuentas y respeten los derechos de Alonso Ancira. Ambos senadores de Morena van juntos en ciertos temas, y en el caso que nos ocupa tomaron bando: Napoleón a favor de la intervención del Estado Mexicano, y Guadiana en pro de Ancira. “Por lo que haya sido”, defendió.

La empresa recuperó este miércoles el control de sus cuentas bancarias, descongeladas ya por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. “Eso nos garantiza a nosotros que la operación financiera de la empresa va a empezar a normalizarse a partir de hoy”, dijo su vocero. Con la operación asegurada, pero sin cabeza.



La última y nos vamos

Por lo demás, hace unos meses decían que si la Comisión Federal de Electricidad ya no compraba carbón mineral –a los políticos involucrados en el negocio, justo es decirlo– colapsaría económicamente la Región Carbonífera. Una de cinco.

Ahora, en cambio, dicen que si las cuentas bancarias de AHMSA permanecían congeladas, colapsaría económicamente la Región Centro de Coahuila. Dos de cinco. Ambas circunstancias dependientes del Gobierno federal. Llama la atención que pudiendo elegir entre una baraja de 300 empresarios, los más poderosos de México, la ruleta cayó de nuevo en el estado. ¿Fuerte, Coahuila es?
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65