×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
07 Mayo 2020 04:05:00
Tolerancia cero será el éxito de la recuperación económica
Escuchar Nota
Respetando las recomendaciones del equipo de salud del Ing. Miguel Ángel Riquelme Solís, como Gobernador de Coahuila; y las del Alcalde de Saltillo, Ing. Manolo Jiménez Salinas de salir solamente para lo necesario, además del uso de cubrebocas y obviamente la sana distancia; durante el trayecto me encontré con un filtro sanitario al que muy a pesar de tener puesto dichos implementos mencionados anteriormente. Me tomaron la temperatura y el consejo de tener en todo momento puesto el cubrebocas de manera atenta y educados.

En ese reten sanitario, muy parecido como aquellos operativos “anti-alcoholes”, que se ponen en las noches para evitar a conductores con ingesta de alguna bebida embriagante; logré observar alguno que otro conductores detenidos y molestos porque los oficiales estaban haciendo apuntes en un listado para posteriormente pasarlos a un sistema para en encaso de la amonestación por incumplir algún lineamento señalado por las autoridades de salud pública a nivel estatal y municipal, serán multados o infraccionados en una segunda ocasión que se encuentren en una situación similar y que aparecerán en la base de datos en la lista amarilla.

Lo anterior me hiso reflexionar sobre lo afortunado que es Coahuila en tener un gobernador y un alcalde en la capital de esta entidad coahuilense, por implementar el cero tolerancia en el tema del coronavirus; porque me recordó a algunos vecinos cercanos de mi domicilio que cada vez que me observan a la puerta de la casa recibiendo algún viviere que solicité a domicilio, aprovechan para cuestionarme si es cierto sobre la existencia de tal virus.

En lo personal estoy convencido de su existencia, aunque para algunos de estos vecinos llenos de cuestionamientos y criterios equivocados o al menos eso considero.

Aunque suene inverosímil existe la fuerte convicción que el Covid-19, ha sido algo que se inventó en los principales países consideradas como potencias mundiales y liberado de manera intenciónal para sacarle un provecho económico. Incluso existe la teoría de la población mexicana que consideran que se trata de un invento del gobierno federal para salir beneficiado de igual manera en algún sector económico o bien un beneficio político.

Cada vez que escucho ese tipo de comentarios les comento la incongruencia de lo dicho, pues les respondo con otra pregunta con sentido común: ¿A qué país le gusta “meterse palo” así mismo?

Pensando hipotéticamente que fuera cierto lo anterior, a la fecha ningún país ha tenido un crecimiento económico en esas naciones y comunidades en donde ha pasado la pandemia del Covid-19. Tampoco se ha visto fortalecido ninguna moneda del mundo por el coronavirus, es decir, ni siquiera el dólar americano considerado como la moneda “más fuerte” del mundo se ha visto favorecida.

Incluso en este último país, es decir, Estados Unidos, su mandatario Donald Trump, ha dado el banderazo a que se habrá el comercio y todo tipo de actividad económica ya que los estadounidenses no soportan más la caída de la economía en ese país.

La desesperación del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llegó tan lejos que prefirió minimizar y retar la pandemia del coronavirus diciendo “es posible que haya algunas muertes”, o bien, “algunos enfermos”. Todavía en el momento que redactaba esta columna estaban confirmados más de un millón de estadounidenses infectados del Covid-19 y más de 72 mil muertos. La historia se empezará a escribir sobre este tipo de decisiones, y no hay que olvidar que, si existe un gran número de personas muertas, por lógica tampoco habrá consumidores para reactivar cualquier economía. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS