×
Dr. Paul G. Donohue
Dr. Paul G. Donohue
ver +
El Dr. Donohue lamenta que no está en condiciones de responder a todas las cartas que le envían, pero trata de incorporar en su columna las que le son posible. Los lectores pueden escribirle a PO Box 536475, Orlando, FL 32853-6475.

" Comentar Imprimir
28 Septiembre 2012 04:00:14
Tratamiento de ablación utilizado para la fibrilación auricular
ESTIMADO DR. DONOHUE: En noviembre de 2010, me diagnosticaron fibrilación auricular. Durante un año, las cosas estuvieron bien, pero la fibrilación auricular regresó. Después de cinco meses de infierno y reacciones a los medicamentos, acepté que me hicieran la ablación. Me dijeron que era un 80 por ciento efectiva; yo estoy en el 20 por ciento. Ahora, los médicos recomiendan una segunda ablación. Lo estoy pensando, porque he empeorado desde el primer procedimiento. ¿Usted recomendaría un segundo intento? – K.S.
RESPUESTA: La fibrilación auricular está en la parte superior de la lista cuando se trata de los trastornos del latido del corazón. Es un latido rápido e irregular. La velocidad del latido pone en riesgo el bombeo del corazón, y su irregularidad prepara la escena para un accidente cerebrovascular. Las cámaras superiores del corazón - los atrios - no se están contrayendo; sino que están retorciéndose. La sangre se estanca en las aurículas y se forman coágulos. Pedazos de los coágulos viajan en la circulación hasta el cerebro, donde provocan un accidente cerebrovascular.

A veces, si no se puede restaurar un latido normal, la disminución de la fibrilación restaura la sangre de bombeo adecuada, pero permanece la amenaza de un accidente cerebrovascular. Esa es la razón por la que a las personas se les receta el anticoagulante Cumadina.

La ablación con catéter por radiofrecuencia es una opción atractiva para la restauración de un latido normal. Un tubo delgado y flexible - un catéter - es insertado en un vaso sanguíneo de la ingle y con cuidado es llevado hasta la aurícula izquierda del corazón, donde se origina el latido irregular. El catéter está equipado para emitir corriente de alta frecuencia que extirpa el tejido responsable de la fibrilación. “Ablación” significa “destrucción”.
Un tratamiento de ablación restaura un latido normal el 80 por ciento del tiempo. Usted está en el grupo del 20 por ciento. Un segundo intento logra el éxito el 90 por ciento del tiempo. Con esas probabilidades, me apuntaría a la posibilidad de un segundo intento con la ablación. Las probabilidades están enormemente a su favor. Si se restablece un latido normal, puede dejar de tomar los medicamentos, con su potencial de efectos secundarios. También puede dejar de tomar el anticoagulante, ya que la amenaza de un derrame cerebral habrá desaparecido.

ESTIMADO DR. DONOHUE: Estoy adjuntando una nota de un libro que promueve la idea de que el trigo es malo para el cuerpo, especialmente para la osteoporosis. Todo lo que he leído nos dice que debemos consumir granos enteros, como el trigo. Tengo osteopenia y tomo Evista, vitamina D y calcio. También hago ejercicio. ¿Es bueno el consejo de este doctor? – M.P.
RESPUESTA: No he leído el libro, pero sí sé que se ha vuelto muy popular. El autor culpa al trigo de la obesidad y una larga lista de otras enfermedades. No creo esas declaraciones. Estoy a la espera de escuchar la respuesta de los expertos en nutrición. Por otra parte, no creo que el trigo sea responsable de la osteoporosis. La osteopenia es una etapa entre lo normal y la osteoporosis. Si yo fuera usted, seguiría con su régimen de osteopenia actual. Si quiere probar la dieta, hágalo. Vea si pierde peso. Vea si su osteopenia responde. Tengo dudas de que cualquiera de los dos suceda.

Cuando un culpable es usado para explicar tantos problemas de salud diferentes, me vuelvo bastante escéptico, sobre todo cuando el culpable ha sido parte de la dieta humana por tanto tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5