×
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
12 Noviembre 2014 04:00:29
Un cuento de hadas intergaláctico
Escuchar Nota
Saltillo.- Y como no todo en la vida de Christopher Nolan son enmascarados vestidos de murciélago salvando la ciudad, también se da su tiempito para viajar “al infinito y más allá”, cual hippie sesentero en Woodstock.

Pero el trip de Nolan no fue gracias al cannabis ni a Janis Joplin, sino a un “hoyo de gusano” junto a Saturno que lo llevó hasta planetas en una galaxia lejana a la nuestra e incluso a una quinta dimensión, fumadísima temática que se toca en “Interstellar”, cinta de reciente estreno en cines del territorio
nacional.

Se trata de una buena historia que habla sobre cómo se aproxima el fin de la humanidad, o al menos su existencia sobre un planeta que ya no tiene las condiciones aptas para la vida humana, así tal y como lo han descrito en los programas alarmistas de Discovery Channel.

La cinta a veces recuerda a la trilogía de “Back to The Future” en los momentos en que se habla y sobre todo se aplica la relatividad del tiempo, teoría que se trata de ilustrar durante las casi tres angustiantes horas que dura la cinta y que de una u otra manera los actores aportan el talento necesario para que los espectadores no empiecen a roncar a los 20 minutos de haber comenzado
la proyección.

El elenco está encabezado por Matthew McConaughey y Anne Hathaway, quienes interpretan a dos de los pocos personajes que no cambian de edad durante la película, mientras que Ellen Burstyn, Jessica Chastain y Mackenzie Foy encarnan a la Murph joven, adulta y anciana,
siendo la más chavalilla la que se lleva el papel.

También hacen fugaces apariciones Michael Caine y Matt Damon, quienes agregan un poco de salsa y limón a una trama que por momentos asfixia y desespera un poco.

La banda sonora seguramente habrá sido de lo que más dinero tuvo que invertir la producción, ya que los honorarios del multipremiado y reconocido compositor Hans Zimmer, seguramente no se tratarán de una bicoca, mientras que éste tuvo la tarea de musicalizar una película muteada un 60% de su duración.

En resumen “Interstellar” es una especie de cuento de hadas futurista preapocalíptico (si es que el término existe), parte dramática con algo de suspenso con un toque tenebroso ambientalista, en fin, tan fácil de digerir como una capirotada con chile y mostaza.
Imprimir
COMENTARIOS