×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
06 Marzo 2020 04:01:00
Un día sin división
Escuchar Nota
El domingo 8 de marzo se celebrará el Día Internacional de la Mujer, cuando se recuerda el terrible suceso que se produjo en 1911, cuando en un incendio en una fábrica de Nueva York se consumieron en vida más de 140 trabajadores, en su mayoría mujeres.

A partir de ahí, el movimiento feminista inició una lucha sin tregua por la igualdad, la participación y el empoderamiento de ese sector en todos los ámbitos de la sociedad. El día de la mujer fue construido con diversas protestas y acciones en conjunto por parte de las feministas, hasta que en 1975 la Organización de las Naciones Unidas lo institucionalizó.

Así pues, y con la esperanza que sea bajo ese mismo contexto, el día siguiente a dicha conmemoración, es decir el 9 de marzo, en nuestro país se llevará a cabo una inédita protesta contra los feminicidios y la violencia que prevalece en todo el territorio mexicano. Para la realización de esta protesta se convocó al sector femenino de nuestra sociedad a unirse al movimiento denominado #UnDíaSinNosotras, en el cual se les invita a parar sus labores cotidianas un día completo.

La propuesta original salió de un colectivo feminista de Veracruz denominado Brujas del Mar, mismo que convocó a este paro nacional de mujeres, invitación que ha tenido un rotundo éxito gracias a la viralización de la propuesta en las redes sociales y chats. “Ni una mujer en las calles, ni una mujer en los trabajos, ni una niña en las escuelas, ni una joven en las universidades, ni una mujer comprando”, indica esta convocatoria.

Si usted lo notó, al inicio de esta columna dije que tengo la esperanza de que esta protesta en verdad busque la consolidación de la igualdad, la participación y el empoderamiento de la mujer mexicana, lo anterior dado que, por desgracia, la protesta de las mujeres de este 9 de marzo, está siendo ya utilizada por algunos actores políticos y empresariales con el único fin de agrandar más la terrible polarización que ahora mismo sufre nuestra sociedad.

Lamentable sería entonces que esta significativa protesta, lejos de lograr su cometido original, sirviera ahora para hacer más profunda la división de criterios de los mexicanos. División que, aunque usted no lo crea, solo beneficia a los gobernantes, ya que con la misma logran en primer término, diluir a la sociedad y con esto debilitarla, aunque lo anterior cueste la armonía de la misma.

Para quien duda de lo anterior, le invito a recordar las palabras de desintegración atribuidas al dictador romano Julio César, denominada “divide et impera”, que significan: divide y domina, y que se resumen en la estrategia que utilizaban los gobernantes y quienes aspiraban a serlo, de indisponer a los unos contra los otros, con el fin de mantenerse mediante la ruptura en piezas de las concentraciones más grandes, para que individualmente tengan menos energía. ¿Le parece conocida la estrategia?

Entonces, le invito a apoyar esta protesta femenina como lo que es, una manifestación de un grupo vulnerable de nuestra sociedad que exige a los gobiernos diseñar y aplicar políticas públicas que logren frenar los feminicidios y la violencia que les aqueja, tal cual ha sucedido en Madrid, Barcelona, Argentina, Polonia y Estados Unidos, en donde parece que han logrado su cometido. ¡Un día sin división!


Imprimir
COMENTARIOS