×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
21 Diciembre 2015 04:00:28
Un muy buen 2015 en materia económica
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Estamos a cuestión de días para que concluya 2015, un año que en materia económica y financiera pintaba un tanto complicado y retador. El mal inicio de la economía norteamericana, el horizonte de alza en tasas de interés y un mercado petrolero mundial sobreofertado no presagiaban nada bueno.

Casi un año después vemos que no se materializó tal escenario catastrofista. Incluso hasta fuimos testigos de hechos insólitos para bien en el escenario económico en México. A continuación me permito enlistar sólo algunos.

1.- Finanzas públicas bien libradas. El mercado petrolero mundial continuó con su tendencia iniciada a finales de 2014. Una sobreoferta de crudo aunada a una débil demanda, mandó los precios al piso. No solamente en este mercado, sino en los de otros commodities, los países exportadores de este tipo de productos se las vieron negras en 2015.

Resulta justo destacar la labor de Hacienda para sortear estos vaivenes. El ajuste en el gasto público del orden de 124 mil millones de pesos (mdp), una mayor recaudación tributaria, el ingreso por concepto de coberturas petroleras por un monto de 6 mil 284 millones de dólares (mdd), así como el remanente de operación del Banco de México por 31 mil 449 mdp, constituyeron el salvavidas financiero que sacó a flote el presupuesto para este año.

2.- Inflación mínima histórica. Faltando por divulgarse las cifras correspondientes a diciembre, tal parece que habremos de cerrar este año con la menor tasa de crecimiento de precios en la historia. Noviembre cerró con una inflación de 2.21 por ciento. Enterradas en lo más oscuro y profundo de nuestro pasado quedaron las épocas de tasas de inflación de dos o incluso hasta tres dígitos.

3.- Nulo traspaso del tipo de cambo a la inflación. En décadas anteriores era común observar, de manera sistemática, que acto seguido a una devaluación, la inflación repuntaba a niveles galopantes. Efecto conocido en la jerga económica como “pass-through” o “traslación del tipo de cambio”. Este año, mientras el peso se depreciaba a niveles importantes, la inflación iba a la baja. Un hecho insólito,

4.- El deseo que durante tanto tiempo anhelamos, se empezó materializar. El consumo interno constituyó, durante buena parte del año, el sostén de la actividad económica ante la lenta recuperación mundial.

5.- A pesar del complicado entorno financiero internacional, los niveles de remesas e inversión extranjera directa han mostrado una fuerte tendencia al alza, en comparación con los últimos dos años. Si a ello le agregamos el comportamiento boyante y niveles récord de producción, ventas y exportaciones de automóviles en los primeros 11 meses del año, con tasas de crecimiento de 5.5%, 18.8% y 4.3%, respectivamente, la entrada de divisas al país por estos conceptos fue bastante respetable.

En suma, el país no se nos cayó a pedazos de las manos. Lejos de eso se encuentra económicamente bien posicionado para enfrentar los riesgos asociados al entorno global.

Ciertamente quedan pendientes y obstáculos que, de no afrontarse, podrían complicar las cosas, ya no digamos en el mediano, sino en el corto plazo. Pero eso justamente será tema para leernos aquí la siguiente semana.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5