×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
01 Septiembre 2019 04:10:00
Un pequeño mensaje
A propósito del Día Internacional contra las Desa-pariciones Forzadas, que se recordó este viernes en distintas ciudades de México, como Saltillo y Torreón, les comparto las palabras de una madre en la búsqueda de su hijo, durante el foro temático Derecho a la memoria, verdad, justicia y reparación, para elaborar el Plan Nacional de Derechos Humanos, cuya sede fueron las instalaciones del Campus Arteaga de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Se trata de María Isabel Cruz Bernal, integrante de la asociación civil Sabuesos Guerreras, colectivo que agrupa a familiares de personas desaparecidas, cuya tragedia los llevó a especializarse en la búsqueda en campo de pistas que los puedan llevar al paradero de sus seres queridos.

* * *

Buenos días. María Isabel Cruz Bernal, soy madre de Reyes Yosimar García Cruz, desaparecido el 26 de enero de 2017 en Culiacán, Sinaloa. Les traigo un pequeño mensaje. Quiero visibilizar lo que vivimos las mujeres buscadoras en todo el país. Sabido es que es un estado, un país con alto índice de violencia. ¿Qué quieren ocultar? Los últimos días hemos sido testigos de cómo las familias vemos desaparecer a nuestros hijos, a nuestras hijas sin que volvamos a encontrarlos, a no ser que escarbemos la tierra para encontrarlos.

Tristemente, porque le apuestan a que nadie los busca, porque le apuestan a quien realiza esa vileza, tiene charola para hacerlo con total impunidad.

Hoy pedimos que no nos dejen solas en estos temas que nos adolecen como sociedad. Hoy suplicamos la protección más amplia para las mujeres que buscamos, somos muchas en todo el país, somos nosotras las que buscamos y acompañamos a las víctimas, somos nosotras las que estamos amenazadas, somos nosotras las que terminaremos en feminicidio si no interviene el Gobierno de la República.

El ejemplo a nivel nacional es claro: buscar nos lleva a la muerte y cada una de las madres que buscamos a nuestros hijos, esposos, hermanos, sobrinos, nos vamos quedando en el camino tristemente y tenemos la esperanza de que las compañeras que buscan y no han encontrado, busquen a los nuestros.

Hablar de derechos humanos es solo eso: palabras. Todas las que tenemos un desaparecido tenemos muchas profesiones sin un título. Somos policías, investigadoras, rastreadoras, antropólogas, peritos, forenses, arqueólogas, ingenieras agrónomas, sicólogas, abogadas, maestras y todólogas, oradoras, activistas y defensoras de los derechos humanos.

El último, que se oye muy bonito, que en un escritorio te dan una hoja, que nosotras somos las que salimos a luchar, las que queremos justicia, verdad, la no repetición, la reparación total, no con dinero señores, yo quiero a mi hijo de regreso en casa y cada una de las que estamos aquí queremos el regreso de nuestros seres queridos.

Mientras a ninguno de ellos les falte un ser en su casa, tengan una silla vacía, nunca van a sentir lo que nosotros estamos sintiendo. ¡Nos duele el alma señores!

¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos! Esto come, cercena el alma y rompe el corazón de las madres. Somos nosotras, sin uñas, con manos callosas que la tierra y el sol que nos quema por buscar. Los invitamos a que agarren una pala, pero de a de veras, no a tomarse la foto nada más. Gracias.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5