×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
12 Junio 2011 04:05:26
Un tirano con piel de Cordero
A pocas horas de haber sido destapado por el presidente Felipe Calderón como el alfil del panismo para la contienda presidencial del 2012, Ernesto Cordero Arroyo dibujó su visión sobre la realidad económica del país, en declaraciones que de pronto lo llevaron del sonido de las campanas por su ungimiento, a la evidencia de ser un político sin propuesta y con marcado desconocimiento de los problemas del país.

En el curso de una misma semana, el secretario de Hacienda presentó un país inexistente, pues primero aseguró que México había dejado de ser un país pobre al tener una sociedad mayoritariamente clase mediera, y después señaló que como hacía mucho no ocurría, los ingresos y la capacidad de compra de los mexicanos son cada vez mejores.

Sin embargo, los datos duros y la realidad a la que a diario se enfrentan millones de mexicanos dejaron mal parado al secretario de Hacienda, quien tuvo que recular en sus afirmaciones, como en su momento lo hacía el presidente Vicente Fox, quien incluso debió echar mano de un intérprete para aclarar a los medios de comunicación y a los ciudadanos sus dichos y apreciaciones erróneas sobre la situación nacional.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA… El 1 de junio Ernesto Cordero manifestó que “hace mucho que México dejó de ser un país pobre” y pasó a ser “un país de renta media que viene a consolidar clases medias como hace tiempo no lo lograba”.

Seis días después dijo que “por primera vez en la historia reciente en México el salario mínimo ha incrementado su poder adquisitivo”, de tal forma que “con un salario mínimo (56 pesos diarios) cada vez se pueden comprar más cosas”, ya que “en este momento en México los precios son bastante estables y no pierden poder adquisitivo nuestro salario, nuestros ingresos y nuestra moneda”.

Las declaraciones del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público surgieron días después de que por instrucciones del Presidente de la República, integrantes del gabinete federal, gobernadores y otros destacados miembros de la cúpula albiazul, salieron a la cargada para manifestar su interés por que Cordero se convierta en candidato presidencial.

Pero quizá aturdido por la emoción de haber sido destapado como contendiente, el funcionario federal incurrió en traspiés y dejó ver que no tiene la menor idea sobre los problemas económicos a los que cotidianamente millones de mexicanos se enfrentan y al viaje plagado de dificultades que tienen que realizar para conseguir el sustento familiar.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… Pero lo dicho por Cordero topa en firme con el día a día del país. De acuerdo con datos del Centro de Análisis Multidisciplinario de México (CAM), organismo que depende de la Facultad de Economía de la UNAM, 92 de los 112 millones de mexicanos (el 85% de la población) se encuentran en alguna situación de pobreza, con lo cual se desprende que en los últimos cinco años cada 5 minutos dos ciudadanos ingresaron a ese estrato social.

De hecho, en el 2010 México fue el único país de América Latina donde aumentó el número de pobres, y según estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el continente existen 180 millones de pobres, de los cuales, como ya se dijo, 92 millones se encuentran en México, con lo cual el país reúne a más de la mitad de los latinoamericanos que se encuentran en esa situación.

Otro dato que contrarresta la realidad de México vista por Ernesto Cordero: el CAM estimó que en el último año el 21% de la clase media mexicana dejó de serlo y pasó a un estado de pobreza.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… Es válido que los servidores públicos cometan errores en el ejercicio de su función, pero lo que los mexicanos no deben permitir es que los funcionarios los traten con engaños al perseguir intereses personales.

El caso de Cordero Arroyo es semejante al que en su momento tuvo el presidente Felipe Calderón, quien llegó al cargo deslegitimado por el fraude electoral de los comicios del 2006 y en un intento por posicionarse ante los ciudadanos involucró al país en una guerra que le ha costado la vida a más de 40 mil personas, de la que ahora no encuentra la forma de salir.

INTERMEDIO… Si realmente el presidente Calderón pretende que Cordero intente convertirse en su sucesor deberá luchar cuesta arriba, pues el responsable de la política económica de su gobierno no figura entre los preferidos por los panistas.

Los aspirantes del albiazul más aventajados son Santiago Creel Miranda, con 37.4% de las preferencias, seguido por Josefina Vázquez Mota, quien en los últimos tres meses avanzó en las opiniones favorables del 17 al 29.1% y el tercero en la tabla es el titular de la Secretaría de Educación Pública, Alonso Lujambio.

CONTINUAMOS… Cordero tampoco tiene el arraigo suficiente entre los panistas y embestido como precandidato presidencial está enviando mensajes sobre su presunta eficacia como servidor público.

Sin embargo, en el intento por conseguir el respaldo popular, lejos de ganar adeptos descubre la irritación de los ciudadanos, a quienes pretende hacer creer que su situación económica es envidiable, cuando en realidad existen millones que ni siquiera saben si sus hijos comerán mañana.

SE CIERRA EL TELÓN… A 22 días de la jornada electoral para nombrar nuevo gobernador y diputados locales, el Partido Revolucionario Institucional mostró ayer el músculo en sendos eventos masivos realizados en Torreón y en Saltillo.

En la Perla de La Laguna el tricolor logró reunir a unos 8 mil jóvenes de la región que reiteraron su apoyo al candidato a la Gubernatura, Rubén Moreira Valdez y a los aspirantes laguneros a una curul.

Luego, en Saltillo, unas 30 mil personas se concentraron en el Parque Las Maravillas para vitorear a sus abanderados, en un acto cuya lectura natural es el arraigo que el priísmo tiene en la entidad y la contundencia con la que el tricolor podría ganar los comicios del 3 de julio.

Moreira estuvo acompañado por el Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, quien por más que insista en que su ocupación está en terminar satisfactoriamente el encargo público que tiene, es el virtual candidato del PRI a la Presidencia de México.

En la última encuesta levantada por Consulta Mitofsky para medir el pulso del proceso electoral federal que se avecina, Peña Nieto aparece como el perfil preferido entre los priístas para ocupar la candidatura presidencial, al contar con el 86.8% de las menciones, frente al 7.4% del senador Manlio Fabio Beltrones.

En el contexto nacional, considerando la opinión de militantes y ciudadanos sin partido, el Mandatario mexiquense tiene el 33.9% de las preferencias, contra el 11.6% de Andrés Manuel López Obrador y el 3.4% de Santiago Creel Miranda, el más aventajado dentro del Partido Acción Nacional.

Peña Nieto fue recibido en Coahuila por los priístas no solamente como candidato presidencial, sino también como el más viable personaje para llevarlos de nuevo a la residencia oficial de Los Pinos.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5