×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
20 Enero 2010 04:42:00
Un valor agregado
Una vez que me retiré del futbol como silbante en activo, tuve el gusto de ser invitado a los medios para trabajar como analista arbitral

NADA DESCALIFICA QUE UN EX ÁRBITRO JUZGUE A LOS ACTUALES JUECES, COMO TAMPOCO SE DISVIRTÚAN LOS COMENTARIOS DE EX JUGADORES

Una vez que me retiré del futbol como silbante en activo, tuve el gusto de ser invitado a los medios para trabajar como analista arbitral. Sin embargo, al venir realizando esta amena actividad, me he encontrado con algunos detractores que —dándose golpes de pecho— reprueban que sea precisamente un ex nazareno quien censure los yerros que cometen los actuales jueces.

Los argumentos me parecen paupérrimos y hasta pueriles. “¿Qué ya se te olvidó que tú también te equivocabas?” La respuesta es obvia, “por supuesto que no se me ha olvidado”; pero ¿acaso el hecho de que yo hubiese cometido muchos más errores que los que hoy les toca impartir justicia en el terreno de juego, me descalifica para poder emitir una opinión?

Cada día son más los jugadores en retiro que se incorporan a los medios de comunicación hablados y escritos. Carlos Albert, Rafael Puente. Ricardo Peláez, Luis García, por mencionar unos cuantos, que realizan una estupenda labor, orientando al aficionado.

Si alguien piensa que un ex árbitro no puede o no debe juzgar la labor de sus ex colegas, pues igualmente, debería de condenar a aquellos futbolistas que ahora desde su nueva trinchera tienen la osadía de señalar fallas garrafales que se cometen en un partido.

Quienes afirman que los analistas arbitrales desempeñan su labor después de ver varias repeticiones en la televisión, olvidan que también narradores y comentaristas hacen lo propio.

¿Por qué un ex árbitro es descalificado y, en cambio, un ex futbolista no?

Yendo más lejos, existen otros personajes que han sido jugadores, directores técnicos, directivos y han terminado trabajando en los medios y se han dedicado a “ver la paja en el ojo ajeno”, mostrando una “amnesia” digna de mención; tanto así que se atreven a reprobar el hecho de que ex silbantes critiquen la labor de los hombres de negro.

Bajo esa absurda óptica, ellos también estarían descalificados para opinar sobre el desempeño de jugadores, técnicos y directivos.

Esta situación podría trasladarse a otros ámbitos: el que un día fue bailarín, músico o político, por poner ejemplos, estaría imposibilitado, una vez retirado de sus respectivos escenarios, de continuar participando emitiendo opiniones de un medio que conoce desde sus entrañas, lo que desde mi muy particular óptica, le otorgaría a sus comentarios… un valor agregado.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5