×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
13 Mayo 2020 04:10:00
Una buena y una mala
Escuchar Nota
Una buena y una mala

Una buena y una mala para el IMSS. La buena, que el médico mexiquense Leopoldo Santillán, se recuperó por completo y fue dado de alta luego de resultar positivo a coronavirus y tan de buen ánimo anda que se convirtió, por lo menos en Saltillo, en el primer donador de plasma para generar el tratamiento que alivia los padecimientos de otros afectados por este mal.

La noticia por el contagio de Santillán Arreygué, se conoció el 16 de abril; para entonces ya se encontraba en aislamiento domiciliario y fuera de las actividades como Delegado del IMSS en Coahuila, y precisamente ahí radica la noticia mala, pues su alta médica no resolvió el vacío de autoridad en dicha institución.

A estas alturas de la contingencia, personal y derechohabientes del Seguro Social no saben quién es el Delegado, si Santillán retomó el mando o sigue como relevista el tamaulipeco Fernando López Gómez.



Ciclo virtual

Se veía venir la decisión del gobernador Miguel Ángel Riquelme para llevar el regreso a clases hasta el próximo ciclo escolar y cerrar el presente de manera virtual. Los planes del Gobierno federal es que el 1 de junio, es decir, dentro de tres semanas, los niños y adolescentes que cursan educación básica retornen a las aulas, lo cual es calificado por autoridades de todos los estados como incongruente, pues si bien es cierto para entonces estará en marcha la recuperación económica en materia de la emergencia sanitaria, todavía no se verá la luz al final del túnel.

Con la premisa de primero la salud, Riquelme Solís envió la orden a la Secretaría de Educación, a cargo de Higinio González Calderón y los alumnos de educación básica se podrán ver las caras físicamente hasta el próximo ciclo.



Nuevo León también

Nuevo León también le dijo “no” al Gobierno federal en sus planes para el regreso a clases. El anuncio estuvo a cargo de la paisana María de los Ángeles Errisúriz, quien es titular de la Secretaría de Educación en los dominios del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”. Allá las clases virtuales van a terminar el 17 de julio, tanto para escuelas privadas, como públicas.

De acuerdo con Errisúriz Alarcón, subsecretaria primero, y después Secretaria de Educación en Coahuila en los tiempos de Enrique Martínez y Martínez como gobernador, en la vecina entidad no hay fecha para el retorno a clases de manera física, pues esto ocurrirá “cuando las condiciones de salud y sanitarias lo permitan”.



Festejo diferente

Ramos Arizpe está de fiesta al cumplir este 13 de mayo, 40 años de tener el título de ciudad y si bien en el Gobierno de José María Morales Padilla, había la intención de festejar en forma, el coronavirus arruinó los planes.

Pero en un mensaje a los ramosarizpenses, Chema Morales, como lo conocen en las colonias, aseguró que aunque de manera distinta a lo común, habrá festejo y la mejor manera de rendir honores a los fundadores del municipio es precisamente atendiendo de manera puntual las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Chema reconoció el “comportamiento ejemplar de la sociedad de Ramos Arizpe” durante la contingencia y ese mismo reconocimiento se lo da el Subcomité Regional de Salud, en donde el alcalde tiene asiento permanente. Con fiesta o sin ella, vayan las felicitaciones para Ramos Arizpe.



Pena ajena

En el PAN Coahuila, donde Jesús de León Tello hace las veces de dirigente, se llevan las manos a la cara cada vez que Jorge Zermeño Infante, para más señas alcalde de Torreón, sale con ocurrencias o toma sus propias decisiones en torno al manejo de la emergencia por la ola de contagios de coronavirus.

Les da pena ajena, nos aseguran y les preocupa que los hierros del edil, como rechazar los controles para frenar la movilidad de los ciudadanos en un intento por detener la ola de contagios, cobren la factura al panismo en las próximas elecciones.

En la dirigencia panista revisan con seriedad llamar a cuentas al Alcalde. A ver cómo les va.



Les quedó mal

Lejos, muy lejos de cumplirse quedó la promesa de la 4T con familiares de desaparecidos, respecto a regresar a los militares a los cuarteles una vez que Andrés Manuel López Obrador tomara las riendas de Palacio Nacional.

La promesa la hizo una y otra vez el entonces candidato y Presidente electo y la ratificó en Coahuila quien se perfilaba como titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

En agosto de 2018, en vísperas del arranque de la nueva Administración federal, el sonorense encabezó en Torreón el segundo foro para la pacificación nacional y ante familiares de personas desaparecidas prometió que el retiro de los militares sería de a poco, pero constante. ¿Y qué pasó? A menos de dos años de distancia, un decreto presidencial le da el VoBo al Ejército para permanecer en las calles.

Imprimir
COMENTARIOS