×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
05 Mayo 2020 04:09:00
Una fábrica de pobres y desesperados
Escuchar Nota
La presión crece cada día. Empresarios e industriales intentan, por todos los medios, crear las condiciones para regresar a operar, producir, trabajar, lo más pronto posible en esta nueva realidad, la de la pandemia.

Y es que en estas últimas 6 semanas, la planta productiva en su conjunto se ha visto prácticamente diezmada por las medidas de distanciamiento social que impone la contingencia.

Crece la desesperación entre empresarios e industriales (grandes, medianos y chicos), pero no más que la angustia entre los que de plano no saben si podrán comer hoy, o mañana. 

Sí, el Covid se convirtió, además de la más seria amenaza en términos de salud de la que se tenga memoria, en una verdadera fábrica de pobres y desesperados.

La pandemia nos pone a prueba, todos los días, en los terrenos sanitario, económico e incluso familiar y, la verdad, serán pocos, realmente muy pocos, los que aguanten un par de meses más en las actuales condiciones.

Por eso es vital que autoridades, empresarios, usted y yo, todos, empecemos a explorar opciones, lo más seguras posibles, para reactivar algunas esferas de nuestras vidas, bajo el entendido de que hoy la única premisa incuestionable es que debemos aprender a sobrevivir y producir bajo la amenaza constante del coronavirus.

Sí, la presión crece día con día y si bien no hay ninguna receta que garantice nuestra salud, debemos explorar mecanismos para retomar -lo que se pueda- de lo que fue nuestra vida hasta hace mes y medio, con todo lo que ello implica, ya que la otra opción es simplemente insostenible: que siga operando a todo vapor esa fábrica de pobres y desesperados que es la cuarentena por el Covid, al menos un par de meses más… imagínese, ocho semanas más.

Imprimir
COMENTARIOS