×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
23 Junio 2019 04:08:00
Una mañana especial en Rabbit
Queridos amigos: Que Dios nos tenga en el hueco de su mano, y que siempre nos ponga angelitos en el camino para ayudarnos en nuestra misión de vida, y recuerden que todos podemos ser un ángel en la vida de alguien.

Pues qué les cuento amigos míos, aún mi corazón anda bailando de felicidad, las causas son varias, verán ustedes porqué: primeramente, quiero agradecer muy en especial a mis apreciados amigos, licenciado Alejandro Guerra López y al licenciado Daniel Gómez, por sus finísimas atenciones para la realización del evento “Una mañana especial en el antro Rabbit” por el Día del Estudiante, ya que nuestra apreciable directora del CAM 1 (Centro de Atención Múltiple Laboral), la licenciada Imelda Oyervides Thomas, tuvo a bien autorizarnos a los docentes del bimestre, los profesores Laurita, Marthita, Marco, Martín, Erandí, Karlita y una servidora.

Fue un total y maravilloso éxito el evento de nuestros alumnos adolescentes, trataré de explicarles lo vivido esa mañana tan bendecida para todos los asistentes. Asimismo agradezco a mis queridos amigos de corazón noble, por su apoyo con los panes para las hamburguesas que nos donó panadería Tres Espigas, de Andrea Rodríguez Corona, y con la carne de primera que nos donó Ricky Alimentos, así como al ingeniero Alejandro Cuéllar, con palomitas y desechables.

Mil gracias a todos, que Dios los bendiga, sin ustedes este sueño que tenían los alumnos no hubiera sido posible, lo más loable es la virtud de ser agradecido.

Fue una sorpresa para todos ellos, hubieran visto las caritas de asombro, uno a uno iban entrando al antro Rabbit bailando desde el primer momento con esas luces de colores y la música que a ellos les fascina, ya que el DJ Daniel supo perfectamente qué ritmos ponerles para que bailaran.

Su felicidad y desenvolvimiento es como cualquier adolescente que pudiera asistir al antro por las noches, cabe mencionar que hubo show de shots con luces, que Luis y los meseros con gran alegría asombraron a los chicos, obviamente puros refrescos de sabor que nos obsequió mi querido Ale Guerra.

Felicito a los integrantes del antro: Etson, Luis, Ulises, Mundo, ya que tuvieron una gran sensibilidad en ayudar en todo momento a los chicos, un trato de verdad muy amable y, al final, comentaron que les habíamos hecho el día, bueno, más bien los chicos, que son un amor de verdad. Quien tiene la bendición de conocerlos y convivir con ellos, sabe que no puedes más que enamorarte y bendecir que Dios nos haya puesto en el camino chicos tan maravillosos, con esa alma de niño en cuerpos de adolescentes.

Sigamos todos en nuestra misión de vida, recuerden que venimos a servir y poner nuestros dones al servicio de la comunidad. Y gracias a todos mis compañeros del CAM 1 por su disposición y entrega para el cuidado de nuestros chicos y por inyectar vida al evento.

Nunca se pierdan la oportunidad de convivir y ayudar a los chicos tan maravillosos que Dios nos mandó a nuestro cuidado, ya sea como padres, como maestros, amigos, terapeutas, hermanos, etcétera.

Todos somos iguales a los ojos de Dios… Reciban un gran abrazo fraterno, en especial a todos mis bellos amigos que me ayudaron. Su amiga Verónica, Diosito por delante.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5