×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
03 Septiembre 2019 03:50:00
Una propuesta muy conformista
Una de las prácticas más comunes que hacen los diputados locales de cada entidad es que una vez que se encuentran en el Congreso del Estado, solo se hacen “patos”, olvidándose por completo de los intereses ciudadanos.

Utilizan más esos espacios de funcionarios públicos para tratar de brillar con el solo estar gritando en contra del partido contrario o criticando, pero mucho ruido y pocas nueces, es decir, realmente esa no es su función sino velar y luchar por el bienestar de la población.

Lo mismo sucede con aquellos diputados que renuncian representar a un partido político en donde caen en el mismo error que muchos de sus homólogos, aunque son pocos los que se ven trabajando todavía por fuera como lo es el Diputado, Jaime Bueno Zertuche del Congreso del Estado de Coahuila de Zaragoza, que se ha visto muy activo visitando diferentes colonias de la ciudad de Saltillo y también trabajando en brigadas.

Muy contrario a lo que hace el Diputado Marcelo de Jesús Torres Cofiño que igualmente mucho ruido y pocas nueces en donde solamente se la ha pasado criticando al Presidente Andrés Manuel López Obrador, algo que no aporta nada a la ciudadanía y una labor que le corresponde a los comunicólogos líderes de opinión pública.

Pero lo mismo sucede con el Diputado independiente Edgar Gerardo Sánchez Garza, también del Congreso del Estado de Coahuila de Zaragoza, quien había dicho de haberse separado de la UDC, para tomar otro camino para apoyar socialmente a la población, es decir, a coahuilenses.

Como ya tenía más de un año en donde los reflectores de los medios no brillaban para el diputado independiente, se le ocurrió hacer la propuesta de hacer adicionales a los artículos 100 y 105 de la Ley de Transporte y Movilidad Sustentable, siendo más en específico para prohibir el pago en efectivo a las unidades particulares que utilizan plataforma digital como lo son empresas como Uber y otros similares para obligarlos a contratar una póliza de seguro de cobertura amplia: “…ha ocurrido en varias ocasiones que cuando se ha suscitado un accidente y queda lesionado uno o varios usuarios de este servicio, al arribar al lugar del accidente la aseguradora les hace mención, que ellos no se hacen responsables de las lesiones ni los daños que pudieran presentar los usuarios”.

Lo anterior dicho por Edgar Gerardo Sánchez Garza en la nota informativa de un periódico local de la cabecera municipal de Saltillo.

Aunque no se sabe de cual empresa se refería el diputado independiente, pero en el supuesto caso de que fuera cierto lo afirmado por él, también es correcto que no puede afirmar que todas estas empresas no cumplen o hacen obligatorio la contratación de una póliza automotriz con cobertura a terceros que hasta donde tengo conocimiento en particular en Uber es no menor de 3 millones de pesos.

Pero este tipo de propuesta a manera personal creo que sería mucho más positivo en hacerlo obligatorio no solo a particulares, sino no ser simplemente conformista y hacerlo primeramente o antes que, a empresas particulares al transporte urbano, es decir, tanto a los camiones urbanos y rurales, así como los taxistas que dependen todos de una placa otorgada por el ayuntamiento como concesionarios.

Hasta entonces ahí sí sería un ganar, ganar; porque los ayuntamientos no tendrían que estar erogando recursos ante el alto índice de accidentes de este gremio del volante como lo sucedido en Saltillo con la cancelación de la concesión 0707-A de la unidad Ruta 2A que participó en un accidente en el que resultaron varias personas lesionadas, entre ellas, una niña de 10 años de edad.

Así como lo anterior existe innumerables accidentes del transporte público urbano y taxistas en las que no solo hay lesionados sino también muertes de gente inocente, es decir, de coahuilenses en donde se puede estimar que el 90 por cierto de las veces no existe una responsabilidad civil.

Por qué ser tan conformista con una simple propuesta a quienes brindan un servicio de transporte por medio de aplicaciones de empresas privadas, cuando se puede pensar en algo realmente grande y que la ciudadanía estaría realmente más que agradecida sino sería una verdadera ayuda social a la población coahuilense. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5