×
Dr. Paul G. Donohue
Dr. Paul G. Donohue
ver +
El Dr. Donohue lamenta que no está en condiciones de responder a todas las cartas que le envían, pero trata de incorporar en su columna las que le son posible. Los lectores pueden escribirle a PO Box 536475, Orlando, FL 32853-6475.

" Comentar Imprimir
23 Septiembre 2011 04:00:35
Una segunda mirada al calcio
ESTIMADO DR. DONOHUE: He leído que estudios recientes muestran un aumento del 30 por ciento en los ataques al corazón entre las personas que toman suplementos de calcio. Ahora me pregunto si debería tomar estos suplementos. – J.M.

RESPUESTA: Dos estudios, publicados en BMJ, muestran un aumento en los ataques al corazón en esas personas tomando los suplementos de calcio.

Sin embargo, las personas que sufrieron un ataque al corazón no estaban tomando vitamina D. Además, nadie obteniendo el calcio de los alimentos que contienen calcio o están fortificados con calcio tuvo un ataque al corazón.

Esta noticia es preocupante para aquellos que fielmente toman calcio en forma de píldora, a menos que también estén tomando la vitamina D.

Las personas pueden obtener todo el calcio que necesitan de los alimentos. La ingesta diaria recomendada es de 1.000 a 1.200 mg. Una taza de yogurt tiene 415 mg, y una taza de leche, 305. Ambos están disponibles en formas de bajo contenido graso. Dos tazas de yogurt y tres de leche están cerca de satisfacer las necesidades diarias. Otros alimentos ricos en calcio son el queso con 224 mg en 1 onza; 3 onzas de sardinas con huesos tiene 325 mg; 3 onzas de salmón con espinas, 181 mg, 1 taza de espinacas, 291 mg; 1 onza de almendras, 75 mg.

Algunos alimentos fortificados están llenos de calcio. Tres cuartas partes de una taza de cereal integral Total tiene 1.000 mg; 1 taza de Total Raisin Bran, 1000; ocho onzas de jugo de naranja fortificado, 300.


ESTIMADO DR. DONOHUE: Rechino los dientes y me muerdo la lengua mientras duermo. Aparte de un protector para la boca, ¿hay algo que pueda hacer para dejar de rechinar los dientes? – J.S.

RESPUESTA: El rechinar los dientes tiene un nombre oficial, el bruxismo. Se hace inconscientemente. Esto ocurre por la noche durante el sueño y también durante el día, mientras se está completamente despierto. Rechinar los dientes, como se puede imaginar, es un desastre para los dientes.

¿Por qué ha eliminado el uso de un protector bucal? Si probó uno que compró en una tienda, es posible que lo haya encontrado incómodo. Su dentista puede hacerle uno que se ajuste a su boca con comodidad. El protector es una manera fácil y segura para proteger sus dientes.

Si se pesca rechinando los dientes durante el día o apretando los músculos de la mandíbula, relaje esos músculos colocando su lengua en la parte inferior de los dientes frontales superiores y separando los dientes superiores de los inferiores ligeramente. Hacer esto a menudo evita que los músculos se contraigan y continúan así cuando se queda dormido.

El estrés es una de las causas del bruxismo. Los medicamentos pueden aliviar el estrés. Deben ser tomados sólo por un corto período de tiempo para que no se acostumbre a usarlos. Si cree que el estrés es la razón de su problema, pregúntele a su médico familiar por el nombre de un profesional que pueda ayudarle a acabar con lo que sea que la está haciendo tensa.

Los antidepresivos como el Pamelor, tomado antes de irse a la cama, a veces pueden mantener los músculos de la mandíbula relajados durante toda la noche.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5